El Comercio

Teresa Sánchez, directora del Teatro Jovellanos.
Teresa Sánchez, directora del Teatro Jovellanos. / DANIEL MORA

Teresa Sánchez se querellará contra Montes Estrada por acusarla de «mentir» al juez

  • La directora del Teatro Jovellanos considera «esperpéntico» que se pida su dimisión «por decir la verdad» y dice que se siente «acosada»

La directora del Teatro Jovellanos, Teresa Sánchez, presentará una querella por calumnias contra el exconcejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Gijón, Jesús Montes Estrada 'Churruca', que la acusó públicamente y de forma reiterada de «mentir» ante el tribunal en el juicio celebrado recientemente contra el denominado colectivo de 'los 9 del Jovellanos'. La querella, según confirmó ayer Teresa Sánchez a EL COMERCIO será formalizada mañana y responde, dijo, «a la campaña de acoso y persecución hacia mi persona por parte de Montes Estrada, llegando a acusarme de algo tan grave como de falso testimonio. Estoy sometida a un intolerable escrache y esto no lo puedo permitir». La directora del Jovellanos asegura que «se me está acosando incluso desde antes del juicio, implicándome en unos pasquines en un presunto montaje policial y de tener responsabilidad en la actuación de la Policía Nacional en aquel día de la protesta el 21 de julio de 2014. Incluso de ser la 'director-policial' del Jovellanos. Todo es una burda mentira».

Abundando en los hechos, Teresa Sánchez señaló que «pretenden que dimita por decir la verdad. Es una situación esperpéntica y fuera de toda lógica». Anteayer, al inicio de la gala de clausura del Festival de Cine, se repitió en el paseo de Begoña la demanda de esta dimisión. Teresa Sánchez no comprende esa actitud que, considera, solo responde a una «obsesión personal» de Jesús Montes Estrada contra su persona, «que le lleva a decir públicamente cosas tan graves como que mentí ante un tribunal, que cometí nada menos que un delito de falso testimonio. Él sabrá lo que hace. Desde luego, nada más lejos de la realidad».

La directora del Teatro Jovellanos recuerda los hechos de aquel día 24 de julio de 2014, reconoce, como si hubiera sido ayer mismo. «Yo era, en aquel momento, la máxima responsable del teatro y tenía que velar por la cultura y por la libertad de las personas que acudían a ver un espectáculo en el Jovellanos. Esa era mi responsabilidad. Hablé incluso con Jesús Montes Estrada para pedirle que dejaran entrar al público con normalidad. Es obvio que no tuve mucho éxito. Hubo agresiones y momentos de gran tensión. Eso lo viví yo allí, en primera persona. Ahora, por contar esos hechos en el juicio y decir la verdad, piden mi dimisión. Es realmente esperpéntico».

Teresa Sánchez asegura que está sufriendo un auténtico escrache por parte de Montes Estrada, a la vez que recuerda el contenido de la sentencia del juez sobre esos hechos, en la que se reitera el «cariz violento que adoptaron algunos de los participantes» de la protesta y que «quedó acreditado que un buen número de manifestantes insultaron a los ciudadanos que legítimamente accedían, no sin dificultad, a presenciar el espectáculo que se ofrecía en el teatro Jovellanos». «De hecho, mi declaración ni se menciona en la sentencia. Ahora soy el objetivo de sus iras por acudir a declarar como testigo ante un tribunal, para lo que fui requerida, cosa que es cumplir con mi obligación como ciudadana, y, además, por decir la verdad de lo que sucedió allí, y tengo que soportar que se diga de forma pública que mentí ante el juez. ¿Por qué, si así lo piensan, no actuaron contra mí? Lo cierto es que no lo creen ni ellos. Solo pretenden hacerme daño. Es una indecencia lo que están haciendo», dijo la directora del Jovellanos.

De hecho, muestra la carta-reclamación presentada por una ciudadana por los hechos descritos el día 24 de julio de 2014. Esta señora solicitó por escrito la devolución de la entrada en estos términos: «Una gran concentración de personas trataban de impedir el libre acceso al teatro produciéndose momentos de gran tensión y conflictividad. Para no sufrir algún tipo de agresión física o verbal tomé la decisión de no entrar», dice en su escrito.

«Parece que no fui yo única que presenció los hechos, aunque algunos sigan teniendo una obsesión, yo diría que enfermiza, contra mi persona», señaló Teresa Sánchez, por lo que, reitera, «no es más que una persecución personal contra mí que no tiene justificación alguna». Dado el cariz de los hechos, ha decidido presentar una querella por calumnias contra Jesús Montes Estrada por acusarla, dice, de falso testimonio.