El Comercio

Extrabajadores de Naval Gijón piden 1,27 millones para pagar a despedidos y prejubilados

  • En esa cuantía también entraría el abono de los complementos a los que sí se prejubilaron, como se hizo en otras empresas del sector naval

Los antiguos trabajadores de Naval Gijón quieren que el Ayuntamiento, el Principado y Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar) aporten entre los tres los 1,27 millones de euros que serían necesarios para solucionar el conflicto con los diez trabajadores con edades cercanas a los 60 años que no se pudieron prejubilar cuando se cerró el astillero en 2009 y que perciben 426 euros de paga al mes. En esa cuantía también entraría el abono de los complementos a los que sí se prejubilaron, como se hizo en otras empresas del sector naval.

Los antiguos trabajadores del astillero han propuesto a los grupos municipales que la alcaldesa, Carmen Moriyón, con el apoyo de toda la Corporación municipal, continúe con las gestiones necesarias hasta conseguir una solución para los excedentes de Naval Gijón, cuyo cierre fue asumido por los trabajadores con arreglo a un acuerdo de la Consejería de Industria del Principado, el Ayuntamiento, UGT, CC OO y Pymar para recolocarlos.

Los extrabajadores plantean que el Ayuntamiento se reúna con el consejero de Industria, Francisco Blanco, y con el presidente de Pymar, Álvaro Platero, para proponerles que entre los tres afronten el pago de los 1,27 millones.

Los prejubilados del astillero, la mayoría vinculados al sindicato CSI, presentaron varias alegaciones al Plan General de Ordenación (PGO) para que al menos el 80% de los terrenos que ocupaba el antiguo astillero se destinen a usos productivos industriales vinculados a la denominada 'economía azul' que actualmente impulsa la Unión Europea.