El Comercio

La FP se reivindica como vía al empleo

Visita a los talleres de la Laboral.
Visita a los talleres de la Laboral. / AURELIO FLÓREZ
  • Fade plantea como objetivo el bilingüismo y UGT advierte de que la expectativa de cobrar 800 euros disuade a los jóvenes

La celebración, ayer, del décimo aniversario del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) la Laboral, dedicado a los sectores industrial y de servicios, sirvió para que responsables de ese tipo de enseñanza, representantes de la Administración, de las organizaciones empresariales y de los sindicatos reivindicaran la Formación Profesional como vía para el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo de forma digna y sin complejos respecto a las titulaciones universitarias.

Se transmite optimismo, especialmente porque profesores, representantes de las organizaciones empresariales y de los sindicatos coinciden en señalar que la FP española es «muy buena» y que, con la formación dual (al menos 380 horas en una empresa), poco o nada tiene que envidiar a otras de Europa.

No obstante, también quedó reflejado que no cabe el conformismo y todavía quedan aspectos que mejorar. Javier Cueli, director del citado centro -que cuenta con 1.300 alumnos y oferta ocho sectores-, citó tres concretos: un mejor aprovechamiento de los recursos TIC (Técnicas de Información y Comunicación), la actualización del profesorado por la rápida evolución de la tecnología y la colaboración entre centros y empresas.

Guiomar Álvarez, responsable de Formación y Recursos Humanos de Fade, achacó a «la denostación de la FP» que la universidad sea más atractiva para los jóvenes y abogó por «adaptar al mercado productivo» las enseñanzas, tras hacer hincapié en que «la fabricación mecánica es clave para la región», aunque la mayor matriculación se produce en los campos de la sanidad y de la hostelería y turismo. Señaló también que responsabilidad e iniciativa son características que valoran los empresarios a la hora de elegir a sus trabajadores. Como objetivo de mejora, la representante de Fade citó que deje de ser un problema el idioma, ya que «la economía es cada vez más global» y algunas empresas realizan obras en el extranjero.

Iñaki Malda, secretario general comarcal de Avilés, dibujó un panorama muy propicio para la FP y no sólo para las nuevas modalidades, que «han cambiado el buzo azul por la bata blanca», ya que augura una nueva demanda de «oficios clásicos», como tornero, calderero o soldador, ya que «Asturias es región industrial.

18.000 puestos

Según Malda, en los próximos diez años tocaría suplir 18.000 puestos en Asturias y, aun contando con que algunas empresas cierren y otras reduzcan plantilla, cabe pensar que al menos entre 11.000 y 14.000 puestos de trabajo serán cubiertos a través de la FP. En ese contexto, se preguntó «por qué no triunfa la FP si es llave de acceso al empleo» y concluyó que «un joven no se puede preparar hasta la extenuación para aspirar a cobrar 800 euros al mes que no le permitan vivir», así que «la única forma de hacer atractivo el empleo industrial es garantizar un salario digno».

En el mismo acto, que siguió a una visita a los talleres del CIFP La Laboral y a una exposición de piezas y construcciones realizadas por sus alumnos, el director general de FP y Aprendizaje Permanente del Principado, Manuel Capellán, calificó a la FP como «el mejor elemento de cohesión social». Aseguró que la formación dual «no consiste en transferir el aprendizaje a las empresas» y explicó que el papel de la Administración «está en medio de lo que demandan las empresas y lo que desean los alumnos» ya que, vino a decir, no vas a obligar a ser soldador si no quiere, por mucho que hagan falta.