El Comercio

Los trabajadores del alumbrado aceptan una subida salarial del 3,5% hasta 2019

La calle Cabrales, ayer por la tarde, antes de que se desconvocara la huelga.
La calle Cabrales, ayer por la tarde, antes de que se desconvocara la huelga. / DAMIÁN ARIENZA
  • Interrumpen la huelga de esta semana, aunque mantienen la convocatoria del 19 al 23 de diciembre para que el acuerdo se plasme en un convenio

La plantilla encargada del mantenimiento del alumbrado público de la ciudad se reincorporó a última hora de la tarde de ayer a sus puestos de trabajo después de aceptar una propuesta de la empresa adjudicataria del servicio, Electricidad Llano, por la que verán incrementada su masa salarial un 3,5% hasta 2019. Benedicto Peláez, delegado de CC OO, explicó que en virtud de este importante avance se interrumpen automáticamente las jornadas de huelga previstas hasta el viernes. Sin embargo, se mantiene la convocatoria de paro para la semana del 19 al 23 de diciembre con un fin. Conseguir que antes de esas fechas la compañía concesionaria plasme el acuerdo de mejora salarial en un nuevo convenio colectivo que, en palabras de Peláez, «actualice la literatura» del documento por el que se rigen desde 2007.

La mediación del Ayuntamiento fue ayer clave para desbloquear un enquistado conflicto laboral que ha dejado un reguero de incidencias desde el pasado lunes en la ciudad. Una serie de incidentes que se han visualizado con apagones de farolas por las noches o encendidos diurnos de las mismas. También con averías que afectaron a las instalaciones eléctricas de los edificios municipales y colegios públicos.

David Alonso, de Xixón Sí Puede, con los huelguistas.

David Alonso, de Xixón Sí Puede, con los huelguistas. / d. arienza

El portavoz del gobierno municipal, Fernando Couto, acompañado de la edil de Hacienda, Ana Braña, y la directora de coordinación de infraestructuras, María López Castro, tomaron las riendas de las negociaciones y arrancaron a los responsables de Electricidad Llano, que dejará el contrato en mayo por su baja rentabilidad, un compromiso de solución. Una solución que pasa porque la compañía accede a la firma de un nuevo convenio laboral, con un periodo de vigencia de tres años, dando así satisfacción a la principal de las reivindicaciones de los huelguistas. El nuevo convenio contempla una subida salarial del 1,5% en 2017, al igual que en 2018, y del 0,5% en lo que se refiere a 2019. Además, el nuevo convenio se anexará en el pliego de condiciones del nuevo contrato, una vez que se finalice el actual en 20 de mayo de 2017.

Los trabajadores, según Peláez, se han mostrado satisfechos con el acuerdo alcanzado entre la empresa y el Ayuntamiento. No obstante, mantienen provisionalmente la segunda convocatoria de huelga, del 19 al 23 de diciembre, hasta que se firme el nuevo convenio, que deberá actualizar su redacción para ajustarse a las normativas vigentes actualmente. Cabe recordar que esta primera convocatoria de huelga se inició este pasado lunes y tenía previsto concluir este viernes.

Durante las dos jornadas de huelga los trabajadores encargados del mantenimiento del alumbrado público dejaron un retén de ocho personas, de las 35 que conforman la plantilla, encargadas de los servicios mínimos.

Esta huelga coincidió ayer con una incidencia en la subestación eléctrica de Carrió, que provocó una caída del suministro entre las 15.47 y las 15.50 horas en la zona de La Calzada, según informó EdP.