El Comercio

Los feligreses alcanzan ya las 600 firmas por los tesoros de la Iglesiona

  • En su propuesta, avanzan, harán hincapié en que en el templo de Burgos donde exhiben ahora ambas piezas no había «ningún vacío»

«Está pasando muchísima gente». «Acabamos de empezar la tercera hoja». «Hay un goteo continuo». «Hay movimiento. Tenemos dos hojas llenas y la Asociación Virgen del Rocío acaba de llevar otras dos». En Tritón, la farmacia Escalera y las boutiques Meana y Viriato, colaboradores de la campaña para instar a los jesuitas a devolver a la Iglesiona sus principales tesoros -el sagrario y la cruz de Blay- se mostraban ayer sorprendidos de la respuesta de los ciudadanos. Y los organizadores, un grupo de feligreses de la basílica, también. Según sus estimaciones, han alcanzado ya las 600 rúbricas desde el viernes y prevén seguir incrementando esta cifra para que su demanda a la Compañía de Jesús «llegue avalada por el mayor número posible de gijoneses».

En su propuesta, avanzan, harán hincapié en que en el templo de Burgos donde exhiben ahora ambas piezas no había «ningún vacío», pues podría utilizar para su altar precisamente las que dejaron los jesuitas en Gijón en 1998 a modo de 'relevo' del sagrario de oro y plata y la cruz de Blay.