El Comercio

Marina Civil ve «dramático» el futuro de la enseñanza náutica en Asturias

fotogalería

El rector felicita a una alumna entre Cristina Valdés y Daniel Ponte. / DAMIÁN ARIENZA

  • «Muchos profesores se jubilarán en los próximos años, pero también se van los jóvenes por la situación injusta de sus contratos», afirma el director de la escuela

El habitualmente alegre y desenfadado acto de entrega de las titulaciones académicas y profesionales que anualmente otorga la Escuela Superior de Marina Civil de Gijón se convirtió ayer en un aviso a navegantes sobre el futuro de las enseñanzas de náutica en la región. Daniel Ponte, director del citado centro, advirtió de que la situación puede ser pronto «dramática», porque «muchos profesores se jubilarán en los próximos años, pero también se van los jóvenes por la situación injusta de sus contratos».

No por capricho, ya que la Unión Europea establece también entre sus requisitos por motivos de seguridad que el profesorado de la mayoría de las especialidades náuticas posea, no solo una concienzuda formación académica, sino también experiencia profesional en la materia que imparte. Muchos requisitos para obtener, como compensación, el salario submileurista que, al parecer, corresponde a los llamados profesores asociados.

«Tenemos un serio problema de relevo generacional», clamó Daniel Ponte en el tono reivindicativo que con frecuencia imprimen a sus intervenciones públicas los representantes de la Escuela Superior de Marina Civil cada vez que tienen delante a responsables de la gestión universitaria, en el caso de ayer, el rector, Santiago García Granda, y la directora general de Universidades del Principado, Cristina Valdés Rodríguez. Como ejemplo reciente, Ponte citó que una joven y muy cualificada profesora fue fichada para el Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos, de Veranes.

«Un problema de dinero»

Detectado y explicado el problema, sobre la solución no hubo unanimidad. Mientras el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, que representó en el citado acto al Ayuntamiento, señaló que «no deja de ser un problema de dinero», Cristina Valdés dedicó su intervención a la literatura, y el rector dijo que «la poesía es muy importante, pero los presupuestos también», para concluir que «el relevo es difícil de planificar si no es a medio y largo plazo», porque «no solo es un problema económico», ya que se trata de personas.

Respecto a los títulos y titulados, el pasado curso se hicieron acreedores a certificado académico 51 alumnos: 11 licenciados (seis de Náutica y cinco de Máquinas Navales), 33 graduados (15 en Náutica y Transporte Marítimo y 18 en Marina) y siete titulados en los másteres. Asimismo, superaron las pruebas de idoneidad para tener títulos profesionales seis oficiales de Máquinas y cinco Pilotos.