El Comercio

Radiografía a la canción asturiana

Joaquín Pixán, en el centro, recibe a los alumnos del curso a la entrada del Ateneo Jovellanos.
Joaquín Pixán, en el centro, recibe a los alumnos del curso a la entrada del Ateneo Jovellanos. / A. FLÓREZ
  • El tenor Joaquín Pixán dio comienzo a su taller de tonada en el Ateneo Jovellanos con veinte alumnos profesionales y aficionados

La canción asturiana, fruto de su carácter folclórico, nació y se desarrolló al calor de la tradición oral, saltando de generación en generación a través de las enseñanzas de los más experimentados. En la actualidad, pocos artistas conocen mejor los entresijos de este cancionero que el tenor Joaquín Pixán, quien ha dedicado buena parte de su vida a la recolección y difusión de estas raíces.

Para ejercer de guía y ser un eslabón más en esta cadena de transmisión oral, el cantante cangués inició ayer en el Ateneo Jovellanos un curso de 'Tonada y canción asturiana', adscrito al Aula de Cultura de EL COMERCIO y dirigido a veinte cantantes profesionales y aficionados. «Si esta música sigue vigente es en gran medida por todos vosotros, solistas e instrumentistas, que habéis formado esta realidad respetando lo que había y creando otros discursos paralelamente», aseveró Pixán durante la jornada inaugural. Los cursos, que se prolongarán hasta el día 10, contarán con horarios de mañana y tarde y culminarán con un recital en la colegiata San Juan Bautista el lunes 12. Así, los alumnos podrán poner en práctica los conocimientos adquiridos a lo largo del taller. «Lo de ser mayor tiene alguna ventaja -apuntó entre risas sobre la docencia-, ya que con 40 años encima de los escenarios puedes ver con mucha más claridad el terreno andado». Esta afición, fomentada por el talento familiar de su padre y abuela, cristalizó en profesión tras realizar sus estudios en la Escuela de Arte Dramático de Madrid y publicar 'Asturias y su Folklore' en 1975.

Autores desconocidos

Entre los objetivos que se contemplan para el curso figuran la mejora de la dicción y afinación, el desarrollo de las técnicas de emisión vocal y la correcta modulación de la entrada y salida del aire. A su vez, se tratará de mejorar la puesta en escena de los artistas para que resulte «consecuente» con su música. Para ello, se incidirá en la participación colectiva y en el trato individualizado al alumno. Durante las clases, Pixán estará acompañado por el gaitero Óscar Fernández y el pianista Patxi Aizpiri.

Asimismo, el conocimiento y estudio de la autoría de distintas canciones es otro de los temas que se aborda durante el transcurso del taller. «Mucha gente oye algunas melodías y piensa que son de toda la vida, que ya llevan siglos y siglos y que no hay un creador detrás. No siempre es así», explica. La figura de José León Delestal, creador de la letra de 'La Mina y el mar' o 'Si yo fuera picador' es un ejemplo de ello.