Xixón Sí Puede plantea mantener en pie la estación provisional para el AVE

  • Presenta un plan alternativo de integración ferroviaria en el que solo las cercanías llegarían al Museo del Ferrocarril, para seguir después por el túnel

El concejal David Alonso, de Xixón Sí Puede, presentó ayer las líneas generales del proyecto alternativo para la integración ferroviaria en el que está trabajando su grupo municipal y que pretende dar a conocer con más detalle a mediados de febrero. En él la formación morada aboga por construir junto al Museo del Ferrocarril una estación subterránea de dimensiones más contenidas que la prevista en el proyecto actual y cuyas funciones serían más propias de una parada de metro que de una terminal ferroviaria. Quedaría limitada al tráfico de cercanías y sería el punto de conexión de la red existente con el túnel del metrotrén. Pese a reducir su tamaño, conservaría un carácter intermodal, pues adyacente a ella iría semisoterrada la nueva estación de autobuses.

Por otra parte, la estación de trenes inaugurada en 2011 en Sanz Crespo, y que originalmente fue concebida como un elemento provisional, se mantendría en pie y serviría como punto de origen y llegada de las líneas de larga distancia, ya sea mediante alta velocidad o con las vías actuales de ancho ibérico. Para garantizar la unidad del conjunto esta terminal se conectaría con la estación de cercanías a través de un pasillo peatonal en superficie, automático o no, que podría estar cubierto e incluso acristalado. David Alonso puso como ejemplo el pasadizo que lleva del aeropuerto de Berlín-Schönefeld a la estación de trenes y autobuses ubicada en el exterior y aseguró que existen soluciones similares en otras grandes ciudades como Coppenhague.

El concejal consideró que «lo que proponemos no es nada loco. Es sencillo, realizable y más económico. Ya sé que a los constructores que opten a licitación les encantaría hacer un pedazo de agujero y meterlo todo ahí, porque en este país somos más pobres que otros pero para las 'obronas' somos más grandes que nadie. Si quieren hacer el proyecto que han aprobado Foro y el PP, que lo hagan. Y si mañana viene Fomento con 200 millones para desbloquear la estación tal y como la plantean, metemos nuestra propuesta en un cajón y nos olvidamos de ella. Pero llevamos diecinueve meses en el Ayuntamiento y vemos que va a ser complicado que hagan nada. No queremos que llegue 2019 y hayan sido capaces de no iniciar las obras».

Xixón Sí Puede cifra «entre 120 y 180 millones de euros» el ahorro que se lograría redimensionando el proyecto de acuerdo a su propuesta, fondos que se podrían utilizar «para prolongar el soterramiento, que es lo que quieren los vecinos». Además su plan, a diferencia del que está ahora mismo sobre la mesa, evita tener que desviar los colectores de la red de saneamiento, obra que tiene previsto asumir el Ayuntamiento y cuyo coste se estima en 20 millones de euros. «Podría ofrecérsele a Fomento, como contraprestación, invertir ese dinero municipal en la propia estación, con tal de que salga el proyecto», apuntó Alonso. El concejal también se refirió a la prolongación del túnel del metrotrén hasta Cabueñes. «Hacer ese tramo en superficie tendría más sentido que bajar la tuneladora».

Conocer el estado actual

Recordó, por otra parte, que «hay un asunto del que nadie está hablando, que es toda la obra ferroviaria pendiente dentro del túnel y en las estaciones del metrotrén, porque ahora solo tenemos un tubo de hormigón gigante que tenemos que vestir. Pero no se sabe ni quién, ni cómo lo va hacer ni cuánto cuesta». Xixón Sí Puede defenderá hoy en el Pleno una propuesta de acuerdo para pedir a Fomento «un informe extenso, detallado y pormenorizado que evalúe las infraestructuras ya ejecutadas, su estado de conservación y las actuaciones a realizar» en el futuro.

Por otra parte, la formación ha presentado para esta sesión plenaria una iniciativa en la que pide la supresión de una treintena de retranqueos en paradas de EMTUSA y que los resaltos que hay en los pasos de cebra se cambien por un modelo de 'cojines berlineses', menos molestos para viajeros y conductores de autobús.