El Comercio

Acepta 17 meses de prisión por robos en 23 pisos de Gijón

  • El procesado, supuestamente, accedía a las viviendas simulando ser empleado de compañías eléctricas o de compañías de seguros. Además de los robos, se le imputan dos hurtos en supermercados

El acusado de robar joyas, dinero y otros efectos personales en 23 pisos de Gijón ha llegado esta mañana a un acuerdo con la Fiscalía por el que ha sido condenado a 17 meses de prisión, durante la vista oral celebrada esta mañana en el juzgado de lo Penal 1 de la ciudad. Por su parte, su colaborador en el delito también llegado a un acuerdo con la fiscal por el que acepta 12 meses de cárcel. La fiscalía solicitaba 4 años y 3 meses de prisión para el principal acusado de estos robos que se produjeron entre mayo de 2013 y noviembre de 2014. El procesado, supuestamente, accedía a las viviendas simulando ser empleado de compañías eléctricas o de compañías de seguros. Además de los robos, se le imputaban dos hurtos en supermercados. La acusación pública apuntaba que en doce de de los hurtos estuvo presuntamente acompañado del otro acusado, para quien se pedía una pena de 15 meses de prisión.

«Con la intención de obtener un inmediato beneficio económico, desde mayo de 2013 a noviembre de 2014 se dedicó, en unas ocasiones solo y en otras acompañado del otro acusado, a pasar por diferentes domicilios de Gijón simulando ser empleado de compañías eléctricas o de compañías de seguros (para supuestamente tratar sobre supuestas fugas de agua). Una vez que se le permitía el acceso a los pisos, pedía que le enseñaran recibos de la luz o el gas o alguna estancia concreta del piso, con la excusa de efectuarles alguna oferta o realizar algún trámite en relación con el servicio de suministro o seguro contratado en la vivienda», señala el representante del ministerio fiscal.

Además, «los acusados aprovechaban la ausencia momentánea de los habitantes de las viviendas o cualquier despiste, favorecido por la avanzada edad de muchas de sus víctimas, para sustraerles lo que hubiera de valor en la casa y que pudieran llevarse sin ser vistos». En total actuaron en 25 domicilios, donde apoderaron de joyas, dinero y otros efectos. El principal acusado cumplió prisión preventiva por estos hechos.

Temas