El Comercio

Basagoiti retrata el 'Cuadrante' Oeste

Pablo Basagoiti en la inauguración de la muestra.
Pablo Basagoiti en la inauguración de la muestra. / P. UCHA
  • La exposición, la primera de una serie, se podrá visitar hasta el día 27. A partir de septiembre, el artista expondrá sus viajes por El Llano, El Coto y La Arena

  • El Ateneo de La Calzada exhibe el callejero de estos barrios obreros en 27 fotografías

El paciente objetivo de la cámara de Pablo Basagoiti -responsable de archivo, documentación y comunicación del Museo Evaristo Valle-, ha dado fruto a un proyecto fotográfico que recorre la cartografía local bajo la mirada particular del artista. Este trabajo, iniciado en 2013 y a punto de finalizar, mostrará al público un puzzle de retratos de las distintas áreas de Gijón, y sus peculiaridades, organizados en series que Basagoiti denomina 'Cuadrante', en referencia a su ubicación en el callejero.

En cada 'Cuadrante' se incluyen fotografías de sus viajes por las distintas zonas y cada retrato lleva por título el número y la letra de la posición que ocupa la situación de la imagen en el plano de la ciudad. La primera de las cuatro propuestas que ofrecerá el artista para conocer «más en profundidad» los barrios gijoneses y sus «elementos más cotidianos», como describió, vio la luz ayer en el Ateneo de La Calzada, patrocinada por el Aula de Cultura de EL COMERCIO, y podrá ser visitada hasta el próximo día 27.

Aquí Basagoiti invita al público a un recorrido por los nueve cuadrantes que la zona oeste abarca en el mapa. A través de 27 instantáneas, refleja un «barrido» de Jove a El Natahoyo, de La Calzada a La Juvería, del Lauredal a Tremañes, a Los Campones... Hay paisajes, edificios singulares, grafitis, una ventana abierta, la puerta cerrada de un astillero o cualquier elemento que «me llame la atención y sea bonito. Todo aquello que encuentro y que invita o condiciona una historia», argumentó el autor durante el estreno de su obra.

«Ofrecer una imagen positiva», siempre buscando la mejor luz, para contar lo cotidiano cuidando la geometría de la composición fotográfica es lo que persigue esta exposición que intenta transmitir el carácter industrial de la zona ahondando en el contenido de cada foto. «Una fachada de ladrillo o la arquitectura moderna son un ejemplo de varias urbes dentro de una, son microhistorias dentro de una gran historia. Así intento provocar la mirada cautiva del público», explicó Pablo Basagoiti, quien acudió a la inauguración con sus hijas, que también le acompañan en este trabajo. La muestra tendrá continuidad en septiembre en el centro municipal de El Llano y después acudirá a La Arena y El Coto. En cada equipamiento se mostrará su área de influencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate