Aarón recibe la visita de su hermano y donante en el HUCA

    Aarón y Samuel, en el hospital.
    Aarón y Samuel, en el hospital.
    • «Va bien dentro de lo esperado», asegura la madre del niño gijonés

    Aarón Ihekwendu continúa su batalla contra la leucemia linfoblástica que padece. Pero en esta guerra no está solo y su hermano y donante de células madre de la médula ósea, Samuel, ha acudido hoy a visitarle. Aarón, de cuatro años, se encuentra ingresado en un habitación de aislamiento del Hospital Central desde el pasado 30 de enero, donde convive con su madre, Natalia Vázquez. Samuel, de siete, tuvo que desplazarse al HUCA para pasar unos controles rutinarios tras el proceso de citaféresis al que se sometió para donar las células que pueden suponer el principio de la curación de Aarón.

    "Va bien dentro de lo esperado Tiene la boca llena de heridas, pero es normal y lleva dos días sin fiebre", ha explicado su madre. El pasado 7 de febrero, el niño recibió el trasplante de médula y, aunque el proceso transcurre con normalidad, Aarón pasó unos días duros. Pero la visita de su hermano le ha supuesto una inyección de ánimo, lo que, sin duda, contribuirá a su mejoría. El apoyo de familiares y amigos es fundamental para el pequeño y su madre, que todavía tendrán que permanecer un mes más en la estancia de aislamiento. De este modo, los médicos quieren minimizar el riesgo de que Aarón contraiga infecciones.

    Los oncólogos decidieron recurrir a la médula de su hermano, compatible al 50%, ante la ausencia de un donante concordante por completo. La familia de Aarón y la asociación 'Médula para todos' hacen un llamamiento a la ciudadanía para que done médula. Un gesto que puede salvar vidas. Precisamente, esta semana se conmemoró el Día Internacional del Niño con Cáncer.

    Temas