El Comercio

La pasarela peatonal entre el Polígono de Pumarín y Nuevo Gijón se cerrará por obras desde el lunes

  • Los trabajos comenzarán con la demolición del actual acceso de la estructura desde Puerto de Vegarada

La empresa Tableros y Puentes Sociedad Anónima (Tapusa) iniciará el lunes los trabajos de mejora de la pasarela peatonal que une los barrios del Polígono de Pumarín y Nuevo Gijón. La estructura, que vuela sobre la avenida del Príncipe de Asturias, fue inaugurada en 1983 y necesita un profundo lavado de cara para arreglar algunos desperfectos y adecuarla a la normativa vigente sobre accesibilidad. Los trabajos se prolongarán durante cuatro meses, tiempo en el que la pasarela quedará cerrada al tránsito peatonal. Hasta que finalice la obra, para desplazarse a pie de un barrio a otro será necesario dar un rodeo por la glorieta de Foro.

Los trabajos comenzarán con la demolición del actual acceso de la pasarela desde Puerto de Vegarada, frente al IES Nº1. Tanto las escaleras como la rampa presentan «las características típicas del ataque por carbonatación y corrosión de las armaduras», lo que aconseja construirlas de nuevo. La nueva rampa tendrá pendientes de un máximo del 6% y descansos de 1,5 metros, frente al 11% que alcanza ahora en algunos puntos. Las escaleras mantendrán su ubicación actual y el desembarco de la rampa, pese a que será más larga, seguirá estando frente al paso de peatones.

Para la revisión del resto de la pasarela se colocará un andamio que cubrirá la totalidad de las vigas, de una longitud de 42,06 metros. La altura de la pasarela sobre el vial es de 6,50 metros, aunque un canto de viga y pavimento de 1,35 metros dejan la altura libre en 5,15 metros. Con el andamio puesto, el gálibo se reducirá a 4,40 metros, lo que se indicará a los camiones tanto en Constitución, como en el paso bajo la glorieta de Foro y, para los que vengan de El Musel, en el puente anterior de Príncipe de Asturias.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate