El Comercio

Roba en una charcutería y deja las etiquetas de los jamones en su portal

  • El arrestado es un hombre de 45 años, con numerosos antecedentes, y está acusado de un robo con fuerza

Entró a robar a una charcutería de Pumarín, con su perro de raza peligrosa y fue delatado porque dejó los restos de los paquetes en su propio portal. La Policía Nacional detuvo a un hombre de 45 años, con numerosos antecedentes, acusado de un robo con fuerza.

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del pasado 31 de enero. Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana fueron avisados por funcionarios de la Policía Local de que el cristal del negocio estaba fracturado. Según las declaraciones de un testigo, vio huir del lugar a dos hombres que estaban acompañados de un perro de raza peligrosa. Los ladrones rompieron la luna con la tapa de una alcantarilla.

«De la charcutería, según relataron los propietarios de la misma al interponer la denuncia, sustrajeron numerosa mercancía y varios jamones», apunta la Policía. Por la descripción física aportada por el testigo, los agentes sospecharon que se podía tratar de un delincuente habitual, vecino de la zona, que tiene un perro de las mismas características y que tiene a sus espaldas numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio.

Policías nacionales y locales se personaron en el domicilio del individuo. Él no estaba en casa, pero en el portal encontraron «restos de etiquetas pertenencientes al establecimiento, cuyos propietarios reconocieron sin género de dudas». «La investigación posterior fue llevada a cabo por agentes del grupo I de la Brigada de Policía Judicial. Con los datos facilitados y tras realizar diversas gestiones, localizaron al sospechoso el pasado día 9 de febrero en una calle de El Coto», señalaron fuentes de la Policía. También fue localizado su compinche, un vecino de Pontevedra de 33 años, con varios antecedentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate