Suspendido un nuevo juicio por estafa al santero cubano

  • Camilo P. V. no se presentó a la vista por estar en Cuba y tener un problema con el visado

Camilo P. V., el santero cubano condenado por estafa en la venta de bienes de su difunda esposa, la acaudalada farmacéutica Carmen Represa, debía ayer sentarse en el banquillo de los acusados de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, si bien no se presentó al juicio por encontrarse en Cuba y tener un problema con el visado, según señalaron sus abogados. La vista oral ha quedado pospuesta.

El hombre se enfrenta a un nuevo procedimiento judicial por otro delito de estafa por vender un piso aún a sabiendas, supuestamente, que el Principado le reclamaba los bienes para hacer frente al impuesto de sucesiones.

El pasado mes de diciembre Camilo P. V. fue condenado a un año y medio de cárcel por otro delito de estafa en la venta de una vivienda de la calle de Celestino Junquera. La magistrada del juzgado de lo Penal número 3 condenñó también a Marcelino V. P., agente comercial, por los mismos hechos. Considera probado que en la operación «ambos acusados actuaron de común acuerdo y con ánimo de defraudación, omitiendo las afecciones que gravaban la vivienda y que de haberlo sabido el comprador no la hubiera adquirido».