El Comercio
Avenida de la Constitución, desde la rotonda de Foro.
Avenida de la Constitución, desde la rotonda de Foro. / J. PAÑEDA

Los vecinos reclaman que la segunda exposición del PGO sea «más exigente»

  • Quieren acceder a los informes técnicos porque «la incertidumbre se cura cuando el ciudadano sabe qué pasa con los principales temas»

El presidente de la federación de asociaciones de vecinos de la zona urbana (FAV), Adrián Arias, planteó ayer la necesidad de que la nueva fase de información pública a la que se va a someter el Plan General de Ordenación sea «más exigente» que la primera, que considera «muy deficiente». En su opinión, el Ayuntamiento debe aspirar «a un proceso de más participación, más relevante y muy deliberativo y decisivo en lo que respecta a qué se debe hacer con los grandes temas». Si bien admite que la última palabra sobre el documento siempre corresponderá al Pleno, confía en que los grupos municipales tengan como referencia la postura sobre los asuntos más destacados de colectivos como la federación urbana, la rural y el Colegio de Arquitectos.

«La incertidumbre se cura cuando los vecinos conocen qué ocurre con los principales temas. Porque más allá de las cuestiones particulares, hay seis o siete asuntos que requieren un debate, un consenso y una decisión que sirva de referencia para que el Pleno aprueba el documento con el mayor de los apoyos posibles», apuntó Arias. Entre ellos estarían, por ejemplo, «qué pasa con los terrenos de Naval Gijón, con El Natahoyo, con el polígono de Mora Garay, con los terrenos del Rinconín o con los de Cabueñes. Lo que han llamado alegaciones políticas».

En lo que respecta a la polémica sobre el borrador del exjefe de Urbanismo que advertía de errores en el documento, Arias opta por la «prudencia», aunque cree que colectivos como la FAV, Les Caseríes y el Colegio de Arquitectos deberían tener acceso a los informes de Urbanismo sobre esta cuestión. «Seguimos con la incertidumbre de cómo puede afectar todo esto al plan, esperando los informes técnicos y jurídicos que lo aclaren». Cree que «sería una mala noticia tener que empezar de cero», cuestión que descarta en su informe el secretario municipal.

La presidenta de Les Caseríes, Soledad Lafuente, celebra que no sea necesaria una retramitación completa «que supondría mucho coste» y cree que la segunda exposición pública «es acorde con lo que estaba previsto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate