El Comercio
Vista del colector de Peñarrubia.
Vista del colector de Peñarrubia. / D. ARIENZA

Dos empresas asturianas, una catalana y otra murciana aspiran a arreglar el emisario

  • El presupuesto de la obra de Peñarrubia, que se licitará el 28 de este mes si no hay ofertas temerarias, es de 264.775 euros

Un total de cuatro empresas de otras tantas comunidades autónomas optan al contrato licitado por la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA) para reparar el emisario submarino de Peñarrubia, según una nota de prensa del Ayuntamiento gijonés.

En concreto, se trata de la murciana Eneas, con vinculación con la constructora ovetense Sánchez y Lago; Copcisa, con sede social en Tarrasa; Drasemar; ubicada en la localidad de Colindres, y la compañía local Gijonesa de Actividades Subacuáticas.

Los trabajos, licitados según la modalidad mixta de redacción de proyecto y ejecución de las obras, fueron presupuestados en 264.775 euros. La dirección técnica de la EMA está valorando estos días las memorias presentadas por los licitadores.

El 30% de la puntuación final se dirime en esta fase, que será añadida a la que se obtenga con las ofertas económicas que representan otro 60% de la ponderación total, mientras que el diez por ciento restante corresponde al plazo de garantía ofrecido.

La apertura de los sobres que contienen los datos valorables mediante criterios objetivos está prevista para el próximo día 28, coincidiendo también ese día la correspondiente a la licitación de los proyectos de saneamiento en las parroquias de la zona sureste del concejo.

Cabe la posibilidad de que en esa fecha aún no se adjudiquen ambos trabajos ya que, de haber ofertas consideradas temerarias, la EMA ha de conceder tres días a quienes hubieran incurrido en esa circunstancia para que justifiquen sus proposiciones.

En todo caso, el criterio mantenido en los últimos tiempos por la sociedad municipal ha sido el de rechazarlas sistemáticamente, no habiendo admitido proposiciones desproporcionadas para ninguna de las obras adjudicadas desde la llegada de la nueva dirección.

Conforme a los pliegos, las empresas tendrán un mes para redactar el proyecto de construcción, plazo en el que están comprendidas las inmersiones de buzos e inspecciones mediante robot del emisario. Otro mes es el plazo previsto para la ejecución de la reparación que comenzará tras la aprobación definitiva del proyecto. La previsión de la EMA es que los trabajos estén concluidos antes de que comience la temporada de baños.

Contencioso

Los ingenieros de la EMA apuntan a que podría ser necesaria la realización de una «cesárea», nombre que en la jerga técnica se da a las bocas de hombre realizadas en los emisarios, con el fin de poder entrar en la propia instalación.

A esas dificultades hay que añadir las de coordinar esas tareas con el funcionamiento del emisario que recoge las aguas de toda la cuenca este de Gijón tras pasar por la 'Plantona', aún operativa a falta de que se resuelva el contencioso que mantiene el Ministerio de Medio Ambiente con los vecinos debido a la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales de la Zona Este (EDAR), ubicada en El Pisón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate