León toma la ciudad con botillo, cornetas y su Semana Santa

Santiago Álvarez, presidente de la Casa de León, la concejala Montserrat López, Antonia de la Fuente y Rafael Falagán.
Santiago Álvarez, presidente de la Casa de León, la concejala Montserrat López, Antonia de la Fuente y Rafael Falagán. / DAMIÁN ARIENZA
  • El abogado Jorge Revenga pronunció el pregón de la Pasión leonesa en la iglesia de San Pedro

Dos de las tradiciones leonesas más conocidas fueron protagonistas ayer en Gijón: la fiesta gastronómica del botillo y su centenaria Semana Santa. De la primera se encargó la Casa de León en Asturias, mientras que de la segunda, las juntas mayores de cofradías y hermandades penitenciales de Gijón y León.

El local social de la Casa de León albergó su XXXI Festival del Botillo y tuvo como mantenedor a Francisco Javier García-Prietro, concejal de Empleo, Promoción Económica y Educación del Ayuntamiento de León, quien sustituyó al alcalde, José Antonio Silván, que era el mantenedor previsto para este año y que finalmente no pudo acudir a la cita por imprevistos de última hora. En el transcurso del festival, la Casa de León en Asturias aprovechó para homenajear a dos de sus socios. En esta ocasión, fue el matrimonio formado por Rafael Falagán y Antonia de la Fuente.

Por su lado, la iglesia de San Pedro fue el escenario ayer del pregón de la Semana Santa de León, que corrió a cargo de Jorge Revenga, abogado y papón (integrante de una cofradía leonesa) y que ya fue pregonero en la edición de 2010. Revenga es abad de la Cofradía Dulce Nombre de Jesús Nazareno y autor de numerosas publicaciones cofrades, conferenciante y organizador de actividades relacionadas con la Semana Santa.

En Gijón también se dejó sentir la Banda de Cornetas y Tambores de dicha cofradía, que realizó un pasacalles por la calle Corrida, los Jardines de la Reina, las plazas del Marqués y Mayor y el Campo Valdés. Una vez en el templo, ofreció un concierto de marchas procesionales, con el que finalizaron los actos de presentación de la Semana Santa leonesa en la ciudad.