El Comercio

Persecución policial de un jabalí por las calles de Gijón

El jabalí, por la calle Valencia.
El jabalí, por la calle Valencia. / Serenos de Gijón
  • Tras un primer intento fallido de capturarlo, los agentes acabaron acorralando al animal en las calles de El Llano donde fue abatido a tiros

Tres coches patrulla de la Policía Local, unos veinte minutos de persecución por las calles de El Llano y al menos ocho disparos, según testigos presenciales, hicieron falta para abatirlo en la avenida Schulz, cerca de la calle Mieres, a un ejemplar de jabalí. La persecución comenzó en la calle Roncal. Desde allí un sereno que había avistado al animal daba aviso a la Policía Local sobre las 3:30 de la madrugada.

La persecución policial desde un coche patrulla resultó inicialmente fallida, lo que hizo que el jabalí se adentrara por las calles del barrio gijonés acercándose hacia el centro urbano.

En su recorrido puso en riesgo a peatones, algunos de los cuales tuvieron que protegerse en los portales, y conductores, quienes tuvieron que maniobrar bruscamente para evitar atropellarlo en varias ocasiones.

A la persecución se sumaron otros dos coches patrulla y, entre los tres, acabaron conduciendo al animal a una zona ajardinada en la plaza que forman la confluencia de la avenida Schulz, Mieres y Saavedra, donde fue abatido por varios disparos de un arma reglamentaria y retirado por EMULSA.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate