El Comercio

Los accidentes de tráfico en Gijón bajan un 36% en un año con dos muertos y 33 heridos graves

Un vehículo que circulaba al mediodía de ayer por la calle Pintor Antonio Suárez y se iba a incorporar a la carretera de Villaviciosa sufrió un percance derribando un semáforo de dicho cruce. En el accidente no hubo heridos. / E. Fernández
  • El año pasado se registraron 957 siniestros, según el diagnóstico del Plan de Movilidad de Gijón

El año 2016 se cerró con unos descensos notables de accidentalidad a todos los niveles en el municipio con respecto a los dos ejercicios anteriores. No solo en el número de siniestros, sino también en el de fallecidos y heridos. Así queda reflejado en el análisis y diagnóstico realizado para el Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura de Gijón.

Todo parte de los 957 accidentes de tráfico registrados en el concejo el año pasado, frente a los 1.488 de 2015 y los 1.457 del año anterior, con lo que el descenso rondó el 35%.

De esos 957 accidentes, en 392 se registraron víctimas, de las que 489 fueron heridos leves, 33 heridos graves y dos fallecidos. Esos datos son sensiblemente inferiores a los registrados los dos ejercicios precedentes. En 2015, 603 de los 1.488 accidentes se saldaron con víctimas, que fueron 768 heridos leves, 54 graves y cuatro muertos. En 2014, hubo heridos en 377 de los 1.457 accidentes contabilizados, con 464 leves, 27 graves y cuatro fallecidos. Parece que quedan lejos registros como los de 2012, cuando solo se contabilizaron doce heridos de gravedad.

En los tres últimos años, el accidente más habitual fue la colisión frontolateral, con 827 casos, seguido por la colisión lateral (568) y el choque contra un obstáculo o elemento fijo (468). En ese periodo hubo 340 atropellos a personas y diez a animales.

Cruzar por zonas indebidas

Las estadísticas indican que la media anual de atropellos que se producen en Gijón es de 135, un número que permanece estable durante los últimos ejercicios. El 60% de este tipo de accidentes los sufren las mujeres y, según el análisis del Plan de Movilidad, se debe a que «las mujeres realizan más desplazamientos a pie que los hombres».

El documento también explica que Gijón no tiene puntos negros donde se registren más atropellos que en otros lugares. Y ello es debido a que «la principal causa de atropello se produce cuando el cruce del peatón se hace en zona indebida». Es decir, cualquier punto de la red viaria puede ser propicio para que se produzca un atropello y ello es a causa, principalmente, de la imprudencia de los peatones.

La percepción de conflicto que tienen los peatones respecto a otros modos de movilidad es más baja con los autobuses que con los automóviles, pero los mayores problemas que producen con los ciclistas. Hay que tener en cuenta que el 27% de la red peatonal de la ciudad se desarrolla junto a vías ciclistas. El análisis antes indicado explica que «el 14% lo hace junto a aceras bici, el 4% son vías peatonales en convivencia con bicicletas, mientras que el 5% se trata de carriles bici y un 4% de sendas ciclistas. Además, muchas vías peatonales son utilizadas por las bicicletas urbanas». Y un ejemplo de esos conflictos es bien visible en el entorno de Fomento y las plazas del Marqués y Mayor, donde la convivencia entre las bicicletas y los peatones no es fácil.

Todo esto hace que se provoquen conflictos de convivencia entre el peatón y el ciclista, por lo que es preciso que la incorporación de la bicicleta a la movilidad diaria de la ciudad vaya acompañada de concienciación y educación vial.

Un día laborable cualquiera se generan en Gijón 382.357 viajes a pie, el 51,7% del total, debido a la característica general de las ciudades españolas de una accesibilidad peatonal mayor al resto de Europa, donde hay una urbanización más dispersa. Pero el diagnóstico del Plan de Movilidad advierte de que los peatones están perdiendo peso, pues desde 2002 se han dejado en el camino un 2% que asumieron otros modos de transporte, motorizados o no. Por contra, a pesar de los conflictos que se generan, el número de viajes en bicicleta es muy bajo, de solo 4.251, lo que supone el 0,6% de los 739.592 viajes totales que se registran en Gijón.

Son los habitantes de El Llano (99.302) y el centro (74.637) los que más viajes a pie realizan, alcanzando ellos solos la mitad del municipio, mientras que los de Cimavilla (3.082) y el entorno rural (24.543) son los que menos hacen. Y una conclusión que saca el documento del Plan de Movilidad es que los gijoneses realizan, como mucho, viajes a pie de entre 2,5 y tres kilómetros, distancias que se pueden recorrer entre 25 y 30 minutos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate