La conexión de las calles peatonales mejorará la seguridad de los vecinos

  • Los técnicos advierten de la necesidad de coordinar el futuro Plan de Movilidad con el General de Ordenación

El análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) de la situación de la movilidad en Gijón ha puesto de relieve importantes problemas a los que han de hacer frente, especialmente, los peatones. Uno de los más llamativos es que no hay una red de itinerarios peatonales principales, accesibles y seguros, entre los principales puntos de atracción del municipio. Pero es que las peatonalizaciones que se han hecho en distintas zonas de la ciudad están «fragmentadas», es decir, no tienen conexión entre sí.

En Gijón no existe un gran centro peatonal que permita mejorar la seguridad de los peatones y en el que, en todo caso, se permita la convivencia con vehículos de residentes, transportes públicos y servicios de emergencia, pero siempre teniendo prioridad para el peatón. La situación es tal que incluso hay falta de caminos de conexión en el entorno rural.

Los gijoneses también han de hacer frente a la existencia de importantes barreras, naturales o infraestructuras, así como a una mayor relevancia del vehículo privado en las actuaciones realizadas en los últimos años frente a otros modos de transporte más sostenibles, lo que ha producido flujos de tráfico intensos en las avenidas y la necesidad de que peatones y ciclistas se vean en la necesidad de realizar rodeos. La mayor amenaza es que continúe el incremento de los vehículos motorizados, aumentando «la sensación de peligrosidad, el poco atractivo de las vías y la inseguridad motivada por los conflictos entre modos» de transporte, lo que puede llevar a «expulsar al más débil en el conflicto; el peatón y la bicicleta».

Hay barrios enteros en Gijón con problemas de accesibilidad y para solucionarlo los técnicos consideran importante aprovechar la actual elaboración del Plan General de Ordenación y coordinarlo con el Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura. Pero también será precisa la colaboración del Gobierno regional, a través del Consorcio de Transportes de Asturias, con un nuevo estudio de movilidad para todo el Principado.

Pero la movilidad en el concejo de Gijón también cuenta con fortalezas y estas provienen del creciente interés social y de la propia ciudad, con una densidad urbana compacta para la generación de atractivos, distancias adecuadas en la mayoría de los barrios, una orografía amable y un incremento del reconocimiento político y administrativo de la importancia del fomento de la movilidad activa en el municipio.

Temas