El Comercio
Nélida Gómez, presidenta de la Asociación Lúpicos de Asturias.
Nélida Gómez, presidenta de la Asociación Lúpicos de Asturias. / NOSTI

Los enfermos de lupus demandan filtros fotoprotectores en los edificios públicos

  • La Asociación de Lúpicos solicita a Moriyón que incluya pantallas para atenuar los rayos solares como requisito en las licitaciones municipales

Un día de sol suele ser del agrado de muchos pero hay personas que se enfrentan a serias dificultades si entran en contacto con los rayos ultravioleta. Es el caso de los enfermos de lupus eritematoso, una enfermedad autoinmune que afecta a casi cualquier órgano del cuerpo y en la que el sol puede actuar como desencadenante. Los afectados pueden sufrir brotes, que deriven en dolores musculares y articulares, pérdida de peso, fiebre, cansancio y manchas en la piel, entre otros trastornos.

Para preservar a los enfermos de estas complicaciones, la Asociación Lúpicos de Asturias (Alas) ha solicitado a la alcaldesa, Carmen Moriyón, que incluya filtros protectores en las ventanas de los edificios de uso público que se construyan en la ciudad. La presidenta del colectivo, Nélida Gómez, trasladó esta petición a la regidora en el transcurso de una reciente reunión. La idea es que la inclusión de este tipo de protección sea un requisito en los pliegos de licitación de los futuros equipamientos, de modo que los adjudicatarios tengan la obligación de cumplirlo. «No solo es beneficioso para los enfermos de lupus, también hay otros pacientes para los que es perjudicial el sol. A nosotros nos puede costar la vida porque los rayos solares cambian el ADN y dañan los órganos», explica la responsable de Alas, cuya sede, precisamente, está en Gijón. Una protección que ya se encuentra en los vehículos más modernos de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (EMTUSA), así como en las marquesinas próximas a varios centros sanitarios de la región. En concreto, tres de ellas están situadas en el entorno del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, otras dos en las inmediaciones del Álvarez-Buylla de Mieres y una más junto al Hospital del Oriente de Asturias, en Arriondas. Estas marquesinas cuentan con filtros de protección de rayos ultravioleta tanto en las paredes laterales como en el techo y en cada una de ellas es visible una pegatina identificativa. Asimismo, los enfermos que necesiten protegerse del sol que acudan a la playa de Poniente tienen a su disposición sombrillas que incorporan un sistema de protección solar.

El Hospital de Cabueñes atiende a unas 250 personas afectadas por lupus, que son tratadas por el centenar de especialistas que forman el servicio de Medicina Interna del centro. Según Nélida Gómez, la cifra de enfermos en Asturias se eleva hasta los mil cien.

Congreso internacional

La Asociación Lúpicos de Asturias celebrará este año su veinte aniversario con un congreso internacional que tendrá lugar el 11 de noviembre en Gijón. En este encuentro participarán expertos de varios países para dar a conocer los principales avances realizados en el tratamiento de esta enfermedad. Antes de esta cita, el colectivo recordará a la sociedad las dificultades a las que se enfrentan los lúpicos el 10 de mayo, con la conmemoración del Día Mundial del Lupus.

Por otro lado, Gómez anunció que la campaña 'Frena el sol, frena el lupus' llegará a Asturias, aunque todavía no hay una fecha cerrada. Este proyecto, que ya se ha desarrollado en Cataluña, Aragón y Baleares, tiene como objetivo facilitar a las personas que padecen esta enfermedad el acceso, a través de las farmacias, a fotoprotectores de calidad a un precio muy reducido, con descuentos de hasta el 50%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate