El Comercio

La renta social no podrá utilizarse para pagar en gimnasios y restaurantes

  • Eva Illán subraya su intención de reunirse con los cinco grupos de la oposición para «explicarles todos los pasos que se han dado»

Los gijoneses que reciban la renta social para completar sus bajos ingresos tendrán restricciones muy concretas a la hora de gastar el montante de la ayuda. En su caso, el dinero no tiene por qué tener un destino concreto y, por tanto, no existe un catálogo concreto de productos ni de lugares donde utilizar la tarjeta. Las bases señalan que estos beneficiarios podrán realizar sus compras «en cualquier establecimiento mercantil», si bien se excluyen de forma expresa varios sectores: restaurantes, cafeterías y bares; salas de bailes, discotecas, casinos de juego, salones recreativos y de juego; agencias de viajes y gimnasios. Tampoco podrán adquirirse con cargo al dinero de la renta social entradas para eventos deportivos o taurinos ni para conciertos. En lo que respecto a las ayudas para personas con bajos ingresos, las tarjetas bancarias de prepago se recargarán por la cantidad correspondiente con carácter trimestral.

En el caso de los perceptores del salario social autónomo o prestaciones equivalentes, se les hará una única recarga por el importe correspondiente a la ayuda para todo el año. Podrán utilizar la tarjeta en los establecimientos adheridos al programa que se ha puesto en marcha en colaboración con la Unión de Comerciantes y solo para los productos contemplados en un anexo de las bases y por las cuantías máximas establecidas para cada uno de ellos.

Catálogo de productos

El listado incluye ropa, calzado, equipamiento deportivo, gafas, audífonos, ortodoncia, material ortopédico, pequeñas reparaciones en la vivienda, equipamiento del hogar y electrodomésticos y mobiliario básico, con algunas excepciones. La concejala de Bienestar Social, Eva Illán, subrayó ayer su intención de reunirse con todos los grupos de la oposición para «explicarles más pormenorizadamente todos los pasos que se han dado».

Sobre todo, a raíz de informe emitido por el Principado, que contiene varias observaciones al contenido de las bases. Así, la edil pretende que el resto de la Corporación tenga «la misma seguridad que todos los que hemos participado en la elaboración de estas bases de que son las mejores posibles». Señaló que, con estos cimientos, será posible conseguir el objetivo de «beneficiar a muchos gijoneses».

Negativa de Ciudadanos

Cuestión con la que no está de acuerdo el portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, que ayer anunció que no apoyará las bases. «La cobertura social en nuestra ciudad es buena gracias a las ayudas municipales y a la existencia del salario social, para incrementarla posiblemente bastara con modificar alguna de estas ayudas y no creando una renta social», afirmó. Además, recordó los elevados costes de gestión que tiene este programa, cifrados en más de 300.000 anuales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate