El Comercio

Un año de cárcel y cinco de alejamiento para un joven por maltratar a su madre

  • El acusado, de 19 años, confesó haberla tratado de forma denigrante y consiguió una reducción de la condena

El joven de 19 años acusado de maltratar de forma habitual a su madre, reconoció ayer ser autor de los hechos que se le imputaban y consiguió que el fiscal le redujese la petición de pena de dos años y tres meses de cárcel a uno, al que finalmente fue condenado. La conformidad entre las partes evitó la celebración del juicio, previsto para ayer en el Penal número 1, presidido por el juez Lino Mayo Rubio.

Además de la pena de prisión, deberá cumplir una orden de alejamiento de su progenitora durante cinco años. No podrá acercarse a ella ni aproximarse a los lugares que frecuenta y tampoco podrá ponerse en contacto con ella. El procesado ya contaba con una orden de alejamiento impuesta en diciembre por el juzgado de Instrucción número 3 de Avilés, que decretó la medida cautelar a la espera de que se celebrase el juicio.

El ministerio fiscal relataba en su escrito de acusación que el ahora condenado «mantenía un trato agresivo hacia su progenitora, a la que menospreciaba con frecuencia y a quien le dirigía expresiones despectivas tales como 'puta, golfa, estás loca...'». El maltrato se produjo de forma continuada durante al menos cuatro años cuando la víctima y el agresor convivían en Gijón. Ese comportamiento «provocó temor a la mujer, que precisa tratamiento psiquiátrico por estos acontecimientos».

Denuncia con 18 años

La madre presentó una denuncia contra su hijo el 1 de diciembre de 2016, poco después de que él cumpliese la mayoría de edad y cuando «la situación era insostenible», según ella misma explicó a las fuerzas de seguridad.

El representante del ministerio fiscal señalaba que los hechos son constitutivos de un delito de maltrato habitual del artículo 173.2 y solicitaba una condena de dos años y tres meses de prisión, además de la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate