El Comercio

Los comercios no podrán dar efectivo en las transacciones de la renta social

  • Los negocios que se adhieran al programa podrán aceptar cambios de los productos pagados con la tarjeta prepago, pero no entregar dinero

La Unión de Comerciantes ha comenzado a enviar circulares informativas a sus asociados acerca del programa de compras de la renta social municipal. En ellas, figura un dodecálogo que tendrán que aceptar y firmar aquellos establecimientos que deseen adherirse. De hacerlo, se comprometen «a no aceptar devoluciones del producto, ni en el caso de ofrecer el canje por un vale, por el importe comprado, salvo en los artículos sometidos a garantía». Asimismo, solo podrán admitir como método para las transacciones la tarjeta bancaria prepago que recibirá cada beneficiario de la ayuda y que tendrán que comprobar con el DNI del titular.

El documento también obliga «a facilitar, en todo momento, a las personas beneficiarias del programa de renta social municipal las explicaciones que precisen para hacer su compras». Es decir, que los comerciantes deberán despejar todas aquellos dudas que tengan los titulares de las tarjetas sobre el plan de compras. Además, los comerciantes no podrán vender, con cargo a este programa, «ningún otro producto no incluido en el listado aprobado por la Fundación Municipal de Servicios Sociales ni superar el precio máximo de venta de los mismos».

Hasta el 31 de agosto

Los interesados en sumarse a esta iniciativa deberán ponerse en contacto con la Unión de Comerciantes, que enviará a una persona al establecimiento para ampliar la información. El plazo máximo para la inscripción es el 31 de agosto. Para unirse a este programa, deberán estar dados de alta en los epígrafes del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) indicados por Servicios Sociales.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate