El Comercio

Cuatro aparcamientos disuasorios con lanzaderas de transporte público

  • Plantea la ampliación de la zona ORA en los barrios limítrofes y la reordenación de la red de líneas de EMTUSA

Una de las principales piezas en el engranaje del nuevo modelo de movilidad propuesto es la creación de una red perimetral de cuatro aparcamientos disuasorios conectados a lanzaderas de transporte público. Según explicó ayer el jefe del servicio de Tráfico y coordinador de los trabajos del Plan de Movilidad, Ignacio Díaz, con estos estacionamientos más alejados se pretende evitar el actual efecto llamada del tráfico rodado hacia el centro por la disponibilidad de estacionamientos cerca de las zonas más visitadas por los turistas.

Díaz dejó claro que estos aparcamientos disuasorios no tienen por qué ser gratuitos. La idea es que los ocupantes de los vehículos dejen allí el coche para desplazarse en transporte público o a pie al ámbito central de prioridad no motorizada. Se ha pensado para estos casos en habilitar plataformas de transporte público que agilicen estos desplazamientos. El objetivo es que el uso de vehículos privados sea siempre el último recurso. El jefe de Tráfico indicó que si bien en el Plan General de Ordenación (PGO) no tienen por qué coincidir exactamente con los que delimita el Plan de Movilidad. En la propuesta esbozada ayer estos aparcamientos disuasorios se ubican en el entorno de Las Mestas y El Molinón, Nuevo Gijón, en una zona comprendida entre El Llano y Pumarín y en el entorno de El Natahoyo y Poniente. El aparcamiento de pago que funciona en el antiguo solar de Peritos sería un ejemplo de lo que se pretende conseguir en otros puntos que incluso pueden quedar más afuera de la ciudad.

Una de las medidas a priori más polémicas que plantea del Plan de Movilidad en su modelo estratégico es la ampliación de la zona ORA a en los barrios colindantes como El Coto o El Llano dando prioridad a los residentes. Díaz avanzó que la gente debe tener en cuenta que «aparcar en las áreas de coexistencia (centro, Laviada y La Arena) será más difícil y más caro».

El debate arranca el día 30

El debate en torno al documento de trabajo presentado ayer sobre el modelo de movilidad en Gijón comenzará el día 30 en el seno del Foro de Movilidad y sus 78 entidades integrantes. Una vez definido el modelo definitivo será el momento de plantear acciones concretas para transformar los barrios con calendario en el tiempo y cálculo de inversiones. Díaz reconoció que las medidas esbozadas tienen como objetivo «mejorar la calidad de vida de los ciudadanos».

A juicio del jefe de Tráfico, «no hay en Europa otro modelo de ciudad semejante a lo que se pretende implantar en Gijón». La previsión del gobierno local es validar el modelo en junio, abrir un plazo de alegaciones en verano y aprobar el Plan de Movilidad Sostenible en septiembre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate