El Comercio

video

Sofía Cosmen. / PALOMA UCHA

El PP, contra los «esnobismos» del Plan de Movilidad

  • «Vemos bien potenciar la bicicleta, pero que no sea obligatorio. A ver si nos van a poner el uniforme maoísta y que todo el mundo tenga que usarla»

La concejala Sofía Cosmen, del PP, se mostró ayer muy crítica con las principales líneas del modelo estratégico del Plan de Movilidad de Gijón 2018-2024, presentado recientemente por el Ayuntamiento y que ahora será sometido a debate en el Foro de la Movilidad. Su partido, señaló, «es consciente de que hay que avanzar, fomentar los vehículos que no contaminen y potenciar el transporte público». No obstante, advirtió: «Hay que tener cuidado con el modelo de ciudad europea que se quiere copiar, porque a lo mejor no tiene nada que ver con Gijón. Debemos evitar los esnobismos y ser realistas». Se preguntó, en este sentido, «cómo pretende implantar el gobierno su modelo de ciudad-salón y si sabe que las ciudades no se pueden cambiar de un día para otro».

Cosmen calificó de «maximalista y radical» la idea trasladada durante la presentación del documento por el jefe de Tráfico, Ignacio Díaz, según la cual era necesario «un cambio de mentalidad» de los ciudadanos. «Nos suena mal, muy mal. Esto es una ofensiva contra el coche», apuntó, al tiempo que rechazaba que se vendiera el Plan de Movilidad como una fórmula para aumentar la seguridad vial y reducir la contaminación. «Si hacemos que casi no haya coches por las calles, claro que se reducirán los accidentes. También se reducirían si le decimos a la gente que no salga de su casa. Pero eso son medidas radicales. La mejora de la seguridad vial se logra haciendo cumplir de verdad la normativa vigente y estudiando las zonas donde hay más accidentes».

Recordó que su grupo ha insistido en medidas como modificar los semáforos del cruce de Velázquez con Constitución, «con un ámbar que es muy peligroso», o impedir que contenedores y vehículos de gran volumen reduzcan la visibilidad junto a los pasos de peatones. «Así es como se atacan los accidentes».

Respecto a la contaminación derivada del tráfico, advirtió de que algunas de las medidas anunciadas no solo la reducen, sino que la incrementan. «Circular a 20 kilómetros por hora por el centro obligaría a ir en primera, que es cuando más contamina un coche. Y, sin embargo, no vemos ninguna medida para favorecer que la gente compre vehículos eléctricos, que producen cero emisiones y cero ruido». Planteó la necesidad de bonificar en la viñeta municipal a quienes utilicen este tipo de motores. Y añadió que con el modelo propuesto «el ciudadano va a ver que paga un seguro, que paga el impuesto de circulación y que paga todo, pero que no se le va a permitir sacar su vehículo».

La edil manifestó su preocupación por el comercio, «porque a la gente que vive en la periferia o en la zona rural le va a resultar más cómodo irse a Parque Principado que llegar al centro». También advirtió del riesgo de que las restricciones al tráfico «creen ghettos dentro de Gijón» y puso el ejemplo de personas mayores que vivan en el centro «y que para salir fuera dependen de que vengan a recogerles sus familiares. Con este modelo se les van a crear muchas complicaciones».

Mercedes Fernández, en BH

Cosmen se mostró favorable a potenciar la bicicleta y recordó cómo en su época a la actual presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, «se la veía por el Ayuntamiento con una BH». No obstante, pidió «que se mantenga un cierto equilibrio. A ver si nos van a poner el uniforme maoísta y que todo el mundo vaya en bici». Añadió que cambiar los vehículos de motor por los de pedales no es garantía de una mayor seguridad vial. «Los ciclistas también sufren accidentes y no hay que olvidar que muchos van a gran velocidad», apuntó. Recordó además los problemas de convivencia que existen con los peatones, «porque cada vez vemos más bicis por las aceras».

Consideró la motocicleta como «la gran olvidada» del plan, advirtió del riesgo de que el reparto de mercancías se encarezca y pidió consultar con los vecinos de Cimavilla las medidas propuestas para su barrio. Sobre los desplazamientos a pie, apuntó que «caminar está bien, pero para hacerlo hay que tener tiempo. Obligar a dejar el coche en un aparcamiento disuasorio, que no será gratis, y después tener que ir caminando hasta tu trabajo en el centro es complicarle la vida a la gente».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate