El Comercio

La UNED se abrirá a la nanotecnología y la robótica en el próximo curso

De izquierda a derecha, José Luis Cortés, Juan Carlos Menéndez, Remedios Zapico, Socorro de Miguel y Fernando López.
De izquierda a derecha, José Luis Cortés, Juan Carlos Menéndez, Remedios Zapico, Socorro de Miguel y Fernando López. / JORGE PETEIRO
  • Remedios Zapico releva en la coordinación a José Luis Cortés, «la persona que más ha luchado por estos estudios en los últimos veinte años»

«Se está materializando uno de los pilares del Estado de Bienestar, porque ofrecemos una oportunidad para acceder a la enseñanza a lo largo de los ciclos vitales de las personas, más allá de lo preestablecido». Esta fue una de las ideas principales de Remedios Zapico, la nueva coordinadora del programa UNED Sénior en Asturias. Zapico tomó ayer el relevo de José Luis Cortés, que se jubila después de veinte años como profesor-tutor, pero que seguirá colaborando como asesor en la organización de los próximos cursos para alumnos sénior. Estos estudios se orientan a personas de 55 años o más, «alumnos entregados sin los que no hubiera sido posible realizar estos cursos», destacó Cortés.

El salón de actos de la UNED en Asturias acogió a todos los alumnos interesados en conocer cuáles serán las materias que se ofrecerán en el primer cuatrimestre del curso 2017-2018. Se presentaron cuatro nuevas asignaturas que tienen que ver con ciencia, música, historia y filosofía.

Para el director de la UNED en Asturias, Juan Carlos Menéndez, el éxito de estos cursos es notable ya que, desde que se fundó la UNED Sénior en 2010, se han realizado más de cincuenta. Menéndez quiso agradecer la labor del ya ex coordinador Sénior, centrándose en que «José Luis Cortés ha sido la persona que más ha luchado por el mantenimiento, la mejora y la continuidad de estos estudios».

La nueva coordinadora, Remedios Zapico, destacó que se aprecia cierta tendencia, por parte del alumnado, a la hora de elegir las asignaturas. «Hay un repunte de los estudios que tienen que ver con las humanidades, pero también tenemos alumnos que echan de menos una oferta más variada que incluya asignaturas relacionadas con las ciencias y las nuevas tecnologías. Así que vamos a abrir la puerta a dos nuevas opciones que tienen que ver con la nanotecnología y la robótica», añadió Zapico.

Por su parte, los alumnos se aferran al carácter práctico de las asignaturas para justificar el aumento en el número de matriculaciones. Entre los estudiantes Sénior se encuentra Socorro de Miguel, una economista que ha trabajado en la banca. «Cuando tenía cincuenta años me mandaron a casa», lamentó. «Descubrí lo de la UNED y me enamoré del mundo de las humanidades. Me interesa todo lo que hay en él y me lo paso fenomenal», comentó esta alumna, quien también confesó que quería seguir aprendiendo. «Creo que es importante poder adquirir conocimiento a lo largo de toda la vida. Este cuatrimestre tengo arte, literatura y, aunque me echaba para atrás el mundo de las nuevas tecnologías, me voy a apuntar a algunas asignaturas para probar. Hay que dar una oportunidad a todo», dijo.

De la misma opinión que su compañera es Fernando López, quien lleva 22 años en Asturias y este es el cuarto que estudia antropología. «Una vez decidí que el tiempo que me quedaba lo quería emplear en lo que no pude completar durante mi vida: aprender», explicó este alumno, quien se siente «muy afortunado de contar con unos compañeros envidiables de los que aprender poder aprender tantas cosas, porque el saber se contagia».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate