El Comercio

El Arenal celebra su fiesta de fin de temporada sin invitados oficiales

  • «Alguien va a tener que dejar de entrenar y nuestros equipos no van a ser. Sitiu para todos no hay», afirma el presidente del club de El Tragamón

Sin invitados oficiales. Así celebró ayer el Club Deportivo Arenal la fiesta de fin de temporada, acto de hermanamiento que lleva realizando desde hace 35 años y que cierra el curso de actividades en el club. Una carpa en las instalaciones de El Tragamón y, sobre todo, mucho ambiente de padres y jugadores fueron las notas dominantes de la jornada, en la que también destacó la ausencia total de invitados oficiales. De hecho, el concejal de Deportes, Jesús Martínez Salvador, desconocía anteayer siquiera la celebración de esta actividad en uno de los clubes más emblemáticos de la ciudad.

En la actual coyuntura, reconocían fuentes del club, se decidió circunscribir el festejo a padres, jugadores y directivos, para evitar posibles problemas y «malos rollos» con la representación política. El malestar es evidente e indisimulado en el equipo por las nuevas condiciones impuestas por el Ayuntamiento y la fiesta no ha estado ajena a todo ello.

Unas 700 personas entre directivos, voluntarios, padres y jugadores de los 22 equipos federados del club pasaron una animada jornada con música, espicha con pinchoteo, bolsas de picnic y reparto de regalos de proveedores para los críos. La fiesta arrancó a las cinco de la tarde y se preveía prolongar hasta las dos de la madrugada.

El presidente del Arenal, Víctor Manuel Martínez, acompañado de otros directivos y voluntarios como Paulino Martínez, José Manuel Hernández, Carlos Garrido, Alberto Martínez y Atanasio Heras, pronosticó que el plan de la Concejalía de Deportes para el uso compartido de instalaciones va a ser conflictivo. «Alguien va a tener que dejar de entrenarse y nuestros equipos desde luego no van a ser. Sitiu para todos no ahí», afirmó Martínez, jubilado del sector naval.

«Los campos pueden soportar lo que quieras, pero en nuestras instalaciones solo contamos con seis vestuarios. El concejal sabe las infraestructuras que tenemos. Los cuadrantes ya están hechos. Con este planteamiento de ceder horas a la semana a otros clubes nuestros equipos de Tercera Regional que entrenan dos horas a la semana, ¿acaso van a tener que hacerlo solo un día? ¿Y qué va a suceder con los de categorías superiores que entrenan tres o cuatro días a la semana?», se preguntó el presidente de El Arenal.

«Economía de guerra»

«En este club tenemos economía de guerra desde antes de la crisis. No tenemos un duro, pero no debemos nada y estamos en una situación saneada», comentó Víctor Manuel Martínez. El Arenal cuenta en este momento con un campo de fútbol 11, otro de fútbol 8 y uno de fútbol sala. Hacen usos de esas instalaciones y de los seis vestuarios disponibles 320 jugadores repartidos en 22 equipos.

«Desde 1993 en que se produjo el traslado de los campos de la Nozal llevamos más de 400.000 euros invertidos en estas instalaciones de titularidad municipal. Luego no estamos aquí de papu ni comiendo de la sopa boba como algunos se creen. Todos los directivos sacamos de donde no hay a base de imaginación y somos voluntarios», remarcó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate