El Comercio

El Chas vendió a Ganax terrenos que ya tenía comprometidos en uso por 25 años

  • Una sentencia de la Audiencia insta a la entidad hípica a «elevar a escritura pública» el contrato con Chas Pádel Gijón, que data de 2013

La Audiencia Provincial, en sentencia del pasado 25 de mayo, insta al Club Hípico Astur (Chas) a «elevar a escritura pública» el contrato privado suscrito con la sociedad Chas Pádel Gijón el 30 de octubre de 2013 y que, por diferentes vicisitudes, había quedado inoperativo. Ello supone que la entidad hípica, caso de que no decida recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo, deberá ceder de forma inmediata a la citada empresa una superficie total de 5.500 metros cuadrados para que, en los mismos, pueda desarrollar un proyecto de construcción de pistas de pádel, que está en suspenso desde hace cuatro años a causa de divergencias entre las partes implicadas que han terminado en los tribunales.

El origen de la disputa se remonta, como queda dicho, a 2013. La sociedad Chas Pádel Gijón firma un contrato con el Chas, como recoge la sentencia judicial, por el que la entidad hípica le cedía, por 25 años, un total de 5.500 metros cuadrados para el único y exclusivo destino de pistas de pádel y tareas complementarias a las mismas. A cambio, se fijaban unas condiciones de alquiler con un precio mensual y un porcentaje sobre el número de usuarios. En base a ese contrato, la empresa de pádel redactó un ambicioso proyecto y solicitó la licencia municipal de obras, con una inversión inicial en torno a los 100.000 euros. El problema surgió cuando, a la hora de pedir el crédito pertinente para afrontar la inversión cercana al millón de euros, se percataron de que una parte importante del terreno cedido por el Chas no estaba escriturado a nombre de esta sociedad, sino a la del Ayuntamiento de Gijón. Una permuta suscrita entre el municipio y la entidad hípica en 2007 aún no había pasado por el notario y estaba sin formalizar.

A partir de ese momento, Chas Padel Gijón comprobó que, con el Chas ya en proceso concursal, no iba a ser posible llevar adelante el proyecto previsto y llevó a la sociedad hípica a los tribunales. En primera instancia, el juzgado de lo Mercantil no les dio la razón, pero ahora, en una nueva sentencia, la Audiencia Provincial dispone que el Chas tiene que cederles, de forma inmediata, los terrenos pactados y elevar a escritura pública el contrato privado.

La aplicación de la sentencia, caso de no ser recurrida al Supremo, complica aún más al futuro del Chas ya que una gran parte de los 5.500 metros cuadrados forman parte de los terrenos que la entidad hípica vendió a Ganax para pagar su deuda pendiente. Se trata de la zona ocupada hasta no hace mucho tiempo por un pequeño campo de fútbol, al costado mismo de la avenida de Albert Einstein. Quiere decirse, que el Chas vendió a Ganax una importante franja de terreno que, a la vez y a tenor de lo que dice la Audiencia Provincial, ya tenía comprometida en uso por 25 años con la sociedad Chas Pádel Gijón.

Lucro cesante

Fuentes de esta última entidad señalaron a EL COMERCIO que, con esta sentencia en la mano, su intención es pedir la ejecución una vez que sea firme y, por ende, volver a recuperar el proyecto de construcción de ocho canchas de pádel en esa zona, además de las otras dos y la pista de tenis que ya tienen operativas en la actualidad. Sobre la indemnización de un millón de euros en el caso de que el Chas quiera rescindir el contrato, las mismas fuentes afirmaron que no tienen intención alguna de llegar a ese extremo, insisten en que quieren desarrollar el proyecto previsto y, eso sí, lo más probable es que demanden al Chas por el perjuicio, a modo de lucro cesante, que les originó tener paralizado el proyecto de las pistas durante cuatro años.

El Chas tiene hasta finales de este mes, si lo desea, para recurrir al Supremo, lo que dejaría el futuro de la finca en manos de los tribunales, de nuevo, pediente de una sentencia dentro de varios años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate