El Comercio

La peatonalización de calles obliga a redistribuir las zonas ORA en el centro de Gijón

  • El Ayuntamiento da de plazo hasta el 3 de julio para que los afectados pongan en orden sus tarjetas. A partir de ese día, empezará a sancionar

El mapa de la ORA cambiará sustancialmente en el centro urbano de la ciudad a partir del próximo lunes 26 de junio. La peatonalización y semipeatonalización de calles que se ha llevado a cabo en los últimos años obliga al Ayuntamiento ahora a implantar una nueva distribución de las zonas azules, aquellas en que los vecinos deben pagar para aparcar. Una redistribución que pretende corregir el desequilibrio que existía en este momento entre el número de plazas de aparcamiento disponibles y el de tarjetas de residentes emitidas principalmente en la zona 2. En esta área 2, que va a desaparecer con la creación de dos únicas zonas, la 1 y 3, es donde se han realizado la mayoría de obras para ganar espacio para el peatón en detrimento del vehículo particular.

El Consistorio gijonés dará de margen hasta el 3 de julio para que los ciudadanos que tengan tarjeta de residente de las zonas afectadas (1, 2 y 3) las actualicen en las oficinas de la Empresa Mixta de Tráfico (calle Ezcurdia número 56 y teléfono 985 134 714) de lunes a viernes entre las 9 y las 13 horas. En el Ayuntamiento se advierte de que a partir de esa fecha será sancionado todo vehículo que no tenga la tarjeta correcta, aunque se encuentre aparcado en la zona que le corresponde.

Según explica el jefe del servicio de Tráfico y Regulación Vial, Ignacio Díaz, las plazas de aparcamiento reguladas como zona azul en su conjunto «seguirán siendo exactamente las mismas. Ni una más ni una menos». Y otro tanto de lo mismo ocurrirá con las tarjetas de residentes. Lo que sucedía, prosigue el técnico municipal, «es que existen zonas como la 2, en la que el número de plazas de aparcamiento disponible (92) era mucho menor que el de tarjetas de residentes (132)», lo que arrojaba el dato de 0,7 plazas por cada vehículo de residente. «No se trata de la única zona en la que tenemos este desequilibrio pero sí es la situación más grave. Hay que tener en cuenta que un residente con pegatina de la zona 2 no puede aparcar en otra zona sin arriesgarse a ser sancionado», señala.

La zona 1 y 3 crecen en superficie, tanto en número de plazas de aparcamiento como en cantidad de tarjetas de residentes, pero se equilibra esa ratio de tal manera que en ambas zonas sigue siendo mayor la cifra de plazas disponibles que la de tarjetas de residentes.

La nueva zona 1 dispondrá de 428 plazas de aparcamiento para 367 tarjetas , lo que dejará una ratio de 1,17, mientras que en la zona 3 quedarán 196 plazas para 195 vehículos, es decir, prácticamente una plaza por vehículo. Díaz remarca que «no se amplía ni un centímetro cuadrado la zona regulada total (pues eso es potestad del Pleno del Ayuntamiento), sino que se redistribuyen áreas concretas». Por tanto, todas las personas que tienen actualmente asignada la zona 2 actualmente se repartirán a partir del lunes 26 de junio, unos a la 1 y otros a la 3.

Ampliación en Sanz Crespo

En este momento hay una ampliación pendiente de materializarse de plazas de zona azul (unas cincuenta) en Sanz Crespo.

Tráfico está pendiente de las adecuaciones que debe ejecutar Obras Públicas. Los estacionamientos de la ORA en el entorno de la plaza Antigua Estación de Langreo ya están en servicio y corresponden a la zona 1.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate