El Comercio

Detenida una mujer por un altercado en un bar de Gijón en el que abofeteó a un cliente

  • Fue expulsada del establecimiento, ubicado en Pumarín, lo que hizo que la emprendiera a patadas contra los cristales del local e intentara arrojar una silla contra la cristalera del comedor

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una mujer acusada de molestar e incluso agredir, a los clientes y encargados de un bar del barrio de Pumarín, en Gijón, y de acometer contra los agentes que intentaban calmarla.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, el pasado sábado la mujer, dado su estado "violento y ebrio", fue expulsada del establecimiento, lo que hizo que la emprendiera a patadas contra los cristales del local e intentara arrojar una silla contra la cristalera del comedor.

A uno de los clientes, que trató de impedir que lanzara la silla, la mujer le propinó una bofetada en la cara. También se mostró agresiva y violenta a la llegada de los agentes, por lo que fue detenida por atentado a agente de la autoridad. La mujer tenía antecedentes por resistencia y malos tratos en el ámbito familiar.

Por otro lado, fue arrestado, el viernes por la tarde, un hombre de 40 años acusado de sustraer efectos en un supermercado del barrio de Laviada y enfrentarse a los empleados y al vigilante que le sorprendieron ocultando productos entre sus ropas.

El hombre se negó a indentificarse ante los agentes e hizo incluso ademán de golpearles y lanzarles patadas. El arrestado tenía antecedentes por delitos violentos, lesiones y malos tratos y le constaban dos órdenes de alejamiento por violencia de género de dos mujeres distintas.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate