Acudirá mañana a la colocación de la primera piedra de una incubadora de alta tecnología

M. M. GIJÓN.

El reelegido presidente de la Cámara de Comercio de Gijón anunció ayer que acudirá mañana al Parque Científico y Tecnológico para la colocación de la primera piedra de una incubadora empresarial de alta tecnología. La denominada incubadora Equilibria, que dará cabida a entre 18 y 20 compañías y se ubicará en la ampliación del edificio Impulsa, cuyas obras se prolongarán ocho meses.

Félix Baragaño ejercerá de anfitrión en el acto junto a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón y el director general de la Fundación Incyde, Javier Collado Cortés.

Los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) -con la Fundación Incyde como órgano facilitador- cubrirán 657.149 euros de la inversión total en la incubadora, que ascenderá a 821.400. El proyecto tiene tres padres: el Ayuntamiento -que se había comprometido a una aportación de 696.000 euros-, el centro municipal de empresas (Impulsa) -60.400 euros- y la Cámara de Comercio, Industria y Navegación -65.000-. Unos compromisos que ahora Europa aliviará notablemente.

El objetivo de la Cámara de Comercio en todo este asunto es facilitar, canalizar y ayudar a transferir la innovación y el conocimiento tecnológico a las pymes y micropymes asturianas. Su papel será el de captar compañías y poner en marcha acciones de dinamización y de mejora de la competitividad, así como de «mentorización en la gestión empresarial». El ente cameral creará un servicio específico denominado Oficina NowOn, a través del cual se pondrán en marcha una serie de acciones complementarias de apoyo a las empresas incubadas. Además, organizará en paralelo mesas redondas, programas de habilitación, gestión y desarrollo de empresas de base tecnológica o asesoría legal, entre otras iniciativas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos