Las acusaciones del 'caso El Musel' valoran plantear alegaciones sin esperar al fiscal

El retraso acumulado tras el cierre de la instrucción y que las defensas pidieran ya el sobreseimiento de la causa podría acelerar la decisión

M. M. C. GIJÓN.

Las partes implicadas en el 'caso El Musel', que se sigue en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, por presuntas irregularidades en la construcción de la ampliación del puerto gijonés, se mantienen a la expectativa ante la posibilidad de que el Ministerio Fiscal solicite la apertura de juicio o no. De momento, las defensas ya han presentados sus alegaciones, pero las acusaciones están valorando hacerlo.

El caso es que el fiscal especial contra la corrupción está tardando demasiado tiempo en formular su petición, si bien es cierto que la jueza Carmen Lamela le dio traslado de las actuaciones sin marcarle un plazo. En el procedimiento también están en la parte acusatoria la Abogacía del Estado y los letrados del Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción de Asturies (Ocán) y de José Prendes, afectado por la expropiación del Alto de Aboño.

Lo cierto es que las acusaciones particulares prefieren que sea el fiscal quien previamente exprese con claridad los hechos y las personas contra las que debería presentar un escrito de acusación. De su postura dependerá en gran medida las posibilidades de éxito de los letrados para conseguir la apertura de juicio.

Entre tanto, quienes sí han movido ficha, y lo han hecho profusamente, han sido las defensas, que ya presentaron sus escritos solicitando el sobreseimiento y archivo de las diligencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos