El acusado de una agresión sexual en Comadres declara que la relación fue consentida

El acusado de una agresión sexual en Comadres declara que la relación fue consentida

O. SUÁREZ GIJÓN.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial acogió ayer a puerta cerrada la primera la primera sesión del juicio a un hombre de 35 años acusado de agredir sexualmente a una mujer a la que conoció en la discoteca Dragón durante la noche de Comadres de 2014. La acusación particular solicita para el procesado una condena de diez años de prisión, mientras que la fiscalía no presenta acusación al considerar que no existen indicios de delito. El procedimiento judicial fue archivado hasta en tres ocasiones durante la fase de instrucción.

En la declaración prestada ante el magistrado Bernardo Donapetry el procesado aseguró que las relaciones con la denunciante fueron consentidas y que en ningún momento hubo agresión sexual. Mantuvieron un primer contacto íntimo en el vehículo del hombre para luego dirigirse a un hotel de Llanera. La denunciante, representada por el Centro de Atención a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Asturias (Cavasym), afirmó que había sido obligada a mantener relaciones sexuales completas y que el ahora acusado la había abandonado en el aparcamiento del hotel. Fue una empleada del establecimiento la que llamó a la Guardia Civil al ver a la mujer desorientada.

El procesado afirmó ante el juez que la dejó en el aparcamiento del hotel porque ella se negó a que la llevase de vuelta a Gijón. «Le di cien euros por si quería coger un taxi o por si quería quedarse en una habitación», aseguró. El juicio continuará hoy con la declaración de nuevos testigos y las conclusiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos