El acusado de manosear a una menor en Gijón niega los hechos y pide la libre absolución

La Fiscalía, por su parte, ha mantenido su petición de tres años de prisión y seis de alejamiento

EUROPA PRESS

El hombre acusado de manosear a una menor en un portal de Gijón ha defendido este miércoles su inocencia, al negar que hubiera habido tocamientos a la joven, al tiempo que ha pedido su libre absolución.

La Fiscalía, por su parte, ha mantenido su petición de tres años de prisión y seis de alejamiento. Así lo ha hecho durante la vista oral celebrada, a puerta cerrada, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón.

El procesado, durante el juicio, ha declarado que se encontraba durmiendo en el rellano de la escalera del inmueble, frente al domicilio de sus padres, mientras que el progenitor de la menor vive una piso más arriba. Asimismo, ha confesado que estaba bajo los efectos del alcohol y otras sustancias. El hombre ha reconocido que la menor se acercó a él para preguntarle si le pasa algo, pero ha negado que le hubiera hecho tocamientos.

Por contra, el Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 9.30 horas del 30 de julio del pasado año, la menor, nacida en 1999, accedió al inmueble en el que reside su padre, en Gijón, donde tras comprobar que no funcionaba el ascensor subió por las escaleras.

Al llegar al rellano del cuarto piso se topó con el acusado, encogido con apariencia de no encontrarse bien, motivo por el que la menor le preguntó sobre su estado, a lo que el acusado le contestó que residía en el inmueble y que tenía problemas familiares.

En ese momento, el hombre, aprovechando esta breve conversación, levantó los brazos y le metió las manos debajo de la camiseta. La víctima intentó huir, subiendo las escaleras, aunque el acusado la siguió y la sujetó fuertemente por la cintura, impidiendo con fuerza que se moviera y manoseándola por encima de la ropa por varias partes del cuerpo.

En el juicio ha testificado también la menor, que mantuvo su versión, y el padre de esta, que fue quien llamó a la Policía una vez que su hija llegó a casa y le contó lo sucedido. Asimismo, ha declarado uno de los policías nacionales que participó en la detención del acusado.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la libertad e indemnidad sexual del artículo 178 del Código Penal y solicita que se condene al acusado a 3 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, abono de las costas y prohibición de aproximarse a la menor, a su domicilio, domicilio de su padre donde ocurrieron los hechos y centro de estudios durante seis años, así como comunicarse con ella por cualquier medio durante el mismo tiempo.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos