Adelantarse a lo que pide el estómago

Camino Rodríguez, Jesús Suárez, Antonio Bahamonde, Juan Carlos Campo, Manuel Blanco, Rubén Hidalgo, Susana Montes y Julio Molleda, durante la presentación de la prueba Datathon en la sala de juntas de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. /  JOAQUÍN PAÑEDA
Camino Rodríguez, Jesús Suárez, Antonio Bahamonde, Juan Carlos Campo, Manuel Blanco, Rubén Hidalgo, Susana Montes y Julio Molleda, durante la presentación de la prueba Datathon en la sala de juntas de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. / JOAQUÍN PAÑEDA

Varios equipos lucharán en el mes de julio por construir un sistema de recomendación y predicción gastronómica La Escuela Politécnica presenta el Datathon, una competición de análisis de datos

P. SUÁREZ GIJÓN.

«Un reto para esos largos días de verano en los que no sabes qué hacer». Así definen sus organizadores el primer Datathon que se celebrará en Gijón durante los días 10, 11 y 12 de julio. Una competición en la que los equipos participantes tendrán que poner a prueba su fuerza y sus capacidades dentro del campo del análisis de datos, para obtener el mejor resultado y alzarse con los primeros puestos en cada una de las tres categorías premiadas: mejor resultado, mejor presentación y mejor idea de negocio.

En el caso de Gijón, el reto girará en torno a la gastronomía, tema sobre el que los participantes deberán realizar un análisis a través de diferentes datos que les proporcionará la organización, con el objetivo de construir un sistema capaz de realizar recomendaciones gastronómicas adaptadas a unas características concretas.

Las plazas son limitadas por lo que los integrantes de los equipos, estudiantes de universidad, ciclos formativos o bachillerato deberán correr a inscribirse a través de la página web habilitada para ello.

La competición, que ya ha cosechado grandes resultados en algunas ciudades de España, llega por primera vez a Gijón de la mano de la Escuela Politécnica de Ingeniería, en colaboración con la consultora asturiana Divisadero e Impulsa Gijón, y se enmarca dentro de la promoción de la ingeniería de datos entre los jóvenes.

Una materia relativamente nueva pero que se presenta como clave en un futuro a corto y medio plazo, a consecuencia de las masivas cantidades de datos que circularán por los diferentes canales y que deberán ser gestionados de manera correcta. Por ello, en Citech, la cita de industria y tecnología celebrada en Gijón la semana pasada, el gerente de Impulsa, Rubén Hidalgo, sumó a la lista de peticiones a la Universidad de Oviedo y el Principado, la creación de un grado en ingeniería de datos en Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos