Las administraciones negocian el completo soterramiento de las vías hasta La Calzada

Las administraciones negocian el completo soterramiento de las vías hasta La CalzadaGráfico

La obra se ejecutaría mediante tuneladora, fórmula que costaría 95 millones frente a los 36 de hacerlo mediante trincheras

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Una infraestructura completamente soterrada y no solo oculta bajo una losa. Es la fórmula que negocian estos días las tres administraciones integradas en Gijón al Norte para eliminar hasta el apeadero de La Calzada la barrera ferroviaria que, quince años después de la creación de esa sociedad, sigue diviendo la ciudad en dos. Los detalles deberán constar en el nuevo convenio de colaboración que el Ministerio de Fomento, el Principado y el Ayuntamiento de Gijón prevén firmar antes de que concluya el año y que sustituirá al acuerdo para la integración ferroviaria cerrado entre estas mismas partes en 2002.

En el Pleno municipal de octubre, durante el debate de una propuesta para instar a Fomento a que incluyera dentro del nuevo convenio el compromiso de soterrar las vías «al menos hasta La Calzada», el concejal Fernando Couto informó de que la víspera el propio ministerio había dado su «visto bueno» a esta posibilidad. Aceptaba, por tanto, hacer desaparecer la circulación de trenes en superficie desde la nueva estación intermodal, junto al Museo del Ferrocarril, hasta el apeadero existente junto a los cines.

Arrancado ese compromiso, no obstante, quedaban por definir tanto los plazos como el modo de ejecución de esa obra, factor que condicionaría el presupuesto necesario para llevarla adelante y que ha formado parte de las negociaciones de las últimas semanas entre las tres administraciones. Inicialmente, Fomento se mostró partidario de una excavación en trinchera, rebajando la cota en la que se sitúa la caja de vías de Renfe -Cercanías y larga distancia- y cubriéndola posteriormente con una losa sobre la que sería posible desarrollar una nueva trama urbana. La inversión que requeriría esta solución, según las primeras estimaciones del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), rondaba los 36 millones de euros.

Ahora, sin embargo, las administraciones negocian una actuación más compleja que supondría el total soterramiento de la infraestructura ferroviaria, mediante la excavación con tuneladora de un trazado subterráneo que llegaría, como en el caso anterior, desde el entorno de la nueva estación intermodal hasta el apeadero de La Calzada. En este caso el coste podría elevarse hasta los 95 millones de euros, con la consiguiente redistribución de cargas entre los tres socios de Gijón al Norte. Si bien oficialmente Adif se limita a indicar que «seguimos trabajando en colaboración con las otras dos administraciones afectadas», la elección de esta fórmula, apoyada por el Ayuntamiento y el Principado, parece cada vez más próxima. Entre sus ventajas está que se evitaría tener que mover las infraestructuras de saneamiento de la EMA, como el colector del río Pilón, que atraviesan el trazado de las vías.

El soterramiento de las vías hasta La Calzada abriría camino a una importante transformación urbana en la zona oeste, pues permitiría desdoblar la avenida de Juan Carlos I más al oeste del complejo deportivo de Moreda-El Natahoyo, donde actualmente existe un cuello de botella para el tráfico, y facilitaría la transformación de la avenida del Príncipe de Asturias en una vía más urbana, con características de bulevar y con posibilidad de nuevos desarrollos en sus márgenes. Además, se podrían generar nuevas comunicaciones entre los barrios de El Polígono y Moreda, así como entre Tremañes y La Calzada.

21 metros bajo tierra

La inversión que se dedique a esta actuación se sumaría a los 403 millones -271,84 millones del ministerio, 65,84 del Principado y 65,84 del Ayuntamiento- que las tres administraciones se han comprometido a aportar para las obras aún pendientes del plan de vías, esto es, la construcción de la nueva estación ferroviaria a una cota de 21 metros bajo tierra, el desvío de los colectores ubicados en la zona y la construcción de la terminal de autobuses-. Fuera del convenio de Gijón al Norte, además, está el compromiso de Fomento de dedicar en solitario 313 millones a poner en marcha el túnel del metrotrén y prolongarlo hasta Cabueñes.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos