Las administraciones pretenden cerrar hoy una solución para las vías hasta La Calzada

Recreación del proyecto presentado en 2015 por Fomento, con los trenes saliendo a la superficie a la altura del Palacio de Justicia. / E. C.
Recreación del proyecto presentado en 2015 por Fomento, con los trenes saliendo a la superficie a la altura del Palacio de Justicia. / E. C.

Íñigo de la Serna mantiene que el tope para nuevas inversiones son 35 millones de euros, «que no serán solo del Ministerio de Fomento»

IVÁN VILLAR | MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Las administraciones local, regional y nacional pretenden cerrar hoy en Madrid una solución técnica para el trazado ferroviario al oeste de la futura estación provisional, entre el Palacio de Justicia y La Calzada, y ver en qué medida se puede atender la demanda del Ayuntamiento de acabar con la barrera que seguiría existiendo entre Moreda y El Polígono con el último proyecto que se ha puesto hasta ahora sobre la mesa. Será un encuentro al máximo nivel en el que participarán el presidente de Adif, Juan Bravo; la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón; y el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado, Fernando Lastra.

También estarán presentes el concejal de Urbanismo, Fernando Couto, y el director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra. Por parte del administrador de infraestructuras ferroviarias acudirán además su directora general de Construcción y Explotación, Isabel Pardo, y la directora de proyectos, Marisa Domínguez. Ayer, durante su visita a Avilés, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, manifestó su confianza en que el encuentro sirva para «alcanzar un acuerdo sobre esta cuestión».

En julio, con el voto favorable Foro, PSOE, Xixón Sí Puede, IU y Ciudadanos, la Corporación municipal alcanzó un acuerdo plenario en el que se instaba a los representantes del Ayuntamiento en el consejo de administración de Gijón al Norte a «defender en el seno de este órgano que la operación de soterramiento de las vías se realice hasta Veriña, con el fin de eliminar la barrera ferroviaria en la zona oeste del concejo, y que, en cualquier caso, la primera fase de los trabajos incluya al menos el soterramiento hasta La Calzada».

«La propuesta de llegar hasta ahí fue posterior a que hubiera el acuerdo», reprocha el ministro

Esto suponía una petición adicional al acuerdo que, apenas una semana antes, habían alcanzado ya las tres administraciones implicadas en el proyecto de integración ferroviaria y que contemplaba la redacción de un nuevo convenio de colaboración que sustituyera al firmado en 2002. A través de él, Fomento, Principado y Ayuntamiento se comprometerían a hacer un mayor desembolso económico, para compensar la minoración de los ingresos que habían quedado fiados a la venta de los terrenos del 'solarón'.

En concreto, el Ministerio de Fomento haría una aportación extraordinaria de 140 millones de euros que irían directos a la construcción de la nueva estación intermodal soterrada en las inmediaciones del Museo del Ferrocarril y entre los tres socios se repartirían otros 263,35 millones más, necesarios para completar la operación del plan de vías, que se distribuirían en función de su participación en Gijón al Norte. Esto es, un 50% Fomento (131,6 millones), un 25% el Principado (65,8 millones) y otro 25% el Ayuntamiento (65,8 millones), a pagar en siete años.

La cantidad se reduciría en función de las plusvalías que se obtuvieran finalmente de la venta del suelo, que podrían llegar a los 214,7 millones. Pero la actuación quedaría garantizada en cualquier caso, según el proyecto presentado en 2015, con una estación a 21 metros de profundidad y una losa que se prolongaría hasta las inmediaciones del Palacio de Justicia. El ministro de Fomento remarcó ayer que la propuesta de ampliar el soterramiento de las vías más hacia el oeste «fue posterior al acuerdo ya cerrado, y no había habido ninguna petición ni conversación previa». Añadió que su departamento no se negó a debatir esa opción, «y se quedó con la alcaldesa en analizar una solución que estuviera en el entorno global de los 35 millones de euros de inversión, pero no solo del ministerio». Es decir, Fomento se abría a una aportación adicional a la comprometida en julio, pero siempre con esa cantidad «como límite máximo» y repartiendo las cargas entre los tres socios de Gijón al Norte, de nuevo de forma proporcional a su participación.

«Debemos arrancar ya»

El desembolso al que está dispuesto el ministerio permitiría llevar las vías en trinchera hasta las inmediaciones del apeadero de La Calzada, con la posibilidad de cubrirlas con una losa. Desde Gijón, no obstante, se propuso ir más allá y que el tramo que discurre entre la futura estación y La Calzada fuera completamente soterrado, mediante la excavación con tuneladora. Esto elevaría el coste casi hasta los cien millones, cifra que Fomento no parece dispuesto a asumir. «En un escenario en el que la inversión se dispare, estaríamos hablando de una situación distinta, que requeriría de decisiones importantes. Y lo que es necesario es un proyecto que permita arrancar ya. Estamos totalmente parados, pendientes del necesario estudio informativo y de las soluciones técnicas. Confiamos en que en la reunión de mañana (por hoy) se pueda cerrar un acuerdo», apuntó De la Serna.

La semana pasada el concejal de Urbanismo, Fernando Couto, indicó que aunque soterrar hasta La Calzada sería «lo mejor», antes era necesario ver con los técnicos de Adif «qué ofrecen y qué es aceptable», así como «quién y cómo lo pagaría». Añadió que «cualquier solución es un tres en raya, en el que todas las partes tenemos que poner dinero, y debemos medir cada paso, porque condiciona siete u ocho años de trabajo. Y lo que no vamos a impedir que haya un proyecto de integración por ir más allá de lo razonablemente admisible».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos