Afronta dos años y medio de cárcel por hurtar 149.000 euros a su tía de 82 años

La sobrina la convenció para sacar el dinero del banco y ocultarlo bajo una baldosa, de donde supuestamente lo robó

O. SUÁREZ GIJÓN.

Convenció a su tía de 82 años para que retirara todos los ahorros que tenía en el banco con el pretexto de que los fondos no estaban seguros y la ayudó a ocultar 455.000 euros en un hueco bajo una baldosa de su casa. La Fiscalía la acusa de robarle 149.000 euros que habían escondido bajo el suelo. Esta gijonesa se enfrenta a dos años y medio de cárcel por un delito de hurto con el agravante de abuso de confianza. El juicio se celebrará el lunes en el Penal número 3.

Los hechos presuntamente delictivos ocurrieron entre los años 2014 y 2016. La procesada, sobrina de la víctima, «a sabiendas de que su tía tenía una cuenta bancaria con una importante cantidad de dinero, la convenció, abusando de su confianza y de su avanzada edad, así como de ser la familiar que la auxiliaba (la mujer acababa de quedar viuda y no tenía hijos) para que efectuara una retirada masiva de fondos con el pretexto de que no estaban seguros en el banco y que era mejor guardarlos en casa», señala el ministerio fiscal a través de su escrito de calificación del procedimiento.

Para conseguir sus objetivos, presuntamente, «la acompañó ella misma a la sucursal y ambas hicieron varias retiradas de efectivo durante los años 2014 a 2016, hasta un total de unos 455.000 euros, que posteriormente la ayudó a ocultar en un hueco bajo el pavimento de su vivienda».

Posteriormente, «aprovechando que tenía las llaves de la casa, accedió a la misma en fechas que no constan durante la ausencia de mujer, acudiendo al escondite, de donde, en una o varias ocasiones hasta agosto de 2016, se llevó aproximadamente 149.000 euros», considera la acusación pública. El descubrimiento de la falta del dinero en el verano de 2016 puso fin al hurto, según señala el representante del ministerio fiscal.

Dos comerciales

El pasado abril, dos comerciales de una empresa de venta de productos a domicilio fueron condenado a dos años y medio de prisión por estafar a dos mujeres octogenarias. Uno de ellos fue además condenado por usurpación de funciones públicas, pues se hizo pasar por agente del Cuerpo Nacional de Policía para intimidar a las víctimas y conseguir que les entregasen el dinero. Consiguieron un botín de casi de 64.000 euros. Aprovecharon los datos que tenían de las compras realizadas por las víctimas para acudir a sus domicilios y exigirles dinero porque supuestamente no habían pagado los productos adquiridos previamente.

Fotos

Vídeos