Agredido un policía fuera de servicio que recriminó a un hombre su actitud violenta

El atacante, de 38 años y sin antecedentes penales, se encontraba vociferando y golpeaba el mobiliario urbano en plena madrugada

G. P. GIJÓN.

Un agente de la Policía Nacional fue agredido este fin de semana por un hombre en estado de alteración en plena calle. El policía se encontraba fuera de servicio en el momento del ataque, registrado en la madrugada del pasado domingo, motivo que no impidió que plantase cara al sujeto, de treinta y ocho años.

El policía nacional se encontraba paseando a su perro y se disponía a regresar a su domicilio en compañía de su mujer y una pareja de amigos cuando un individuo llamó la atención del grupo por su airado comportamiento. El hombre se encontraba vociferando en mitad de la vía pública y había comenzado a golpear el mobiliario urbano. Ante tal comportamiento, el agente fuera de servicio no dudó en recriminar al hombre por sus actos. Tras indicar a sus acompañantes que se alejasen del lugar, el policía se identificó como tal y trató de calmar a esta persona. Y le comunicó que se disponía a solicitar la presencia de una patrulla para proceder a su identificación.

El aviso acrecentó la violencia del hombre, de treinta y ocho años, que respondió a la advertencia en tono amenazante. Fue entonces cuando se acercó al policía con la intención de agredirle. Soltó en primer lugar un puñetazo a la altura de la cara del agente. El policía logró esquivar el ataque, que prosiguió con una patada que impactó en su pierna derecha. El agente trató de nuevo de repeler las agresiones, lo que condujo a un forcejeo en el que se vieron involucrados ambos. Durante la disputa, el agente consiguió tirar al suelo al agresor y reducirlo con la ayuda del amigo que le acompañaba en el paseo, que al presenciar desde la lejanía el incidente decidió acudir a prestar ayuda.

El agente consiguió reducir al sujeto tras recibir una patada y esquivar un puñetazo

Libertad con cargos

Con el atacante ya bajo control, efectivos de la Policía Nacional se personaron en el lugar de los hechos, alertados por el propio agente. El servicio de radio patrulla detuvo al individuo en el mismo lugar por un delito de atentado a agente de la autoridad y lo trasladó hasta la comisaría de El Natahoyo.

Una vez en dependencias policiales se comprobó que al detenido no le constaban antecedentes por ningún tipo de delito. Pocas horas después del altercado y la detención, en la mañana del domingo, el sujeto fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial. El mismo órgano acordó dejar al agresor en libertad con cargos.

Fotos

Vídeos