«Hay gente en Ultra Boys que está colaborando para descubrir a los autores del suceso de Cimavilla», asegura el Sporting

Dos imágenes del grupo de los presuntos atacantes a los clientes del pub de Cimavilla, momentos antes de acceder al local. / E. C.

«La seguridad ciudadana no es responsabilidad del Sporting», subraya el consejero Fernando Losada, que condena la agresión a los clientes del pub

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

El Sporting se refirió esta mañana al suceso de la madrugada del domingo, en Cimavilla, en el que un grupo de encapuchados ultras irrumpió en un local para agredir a varios seguidores del Unión Ceares. «Condenamos y repudiamos este suceso y este tipo de actos con los que el deporte no está alineado nunca y, por supuesto, ponernos del lado de los que han sufrido el incidente», aseguró el consejero Fernando Losada en El Molinón tras la firma de un convenio entre la Fundación Escuela de Mareo y la Universidad de Moscú.

En todo caso, Losada pidió no «estigmatizar» a la grada de animación por este suceso, ni al grupo Ultra Boys, deslizando que miembros de esta peña están colaborando estos días para identificar a los autores del suceso, por el que ya hay cinco detenidos. «Tenemos que pedir que no paguen justos por pecadores. Dentro de Ultra Boys hay gente que está colaborando para delatar y descubrir quiénes fueron los que participaron en los hechos del otro día y en otros de hace unos meses», aseguró, insistiendo en que «no podemos castigar a ochocientos abonados por el mal comportamiento de un grupo reducido». En ese sentido, el consejero recordó que «este año se ha expulsado a gente de esa grada y se seguirá haciendo si el club es conocedor de que hay alguno que no se comporta como debe».

También manifestó la disposición del Sporting a colaborar con la Policía Nacional cuando se le requiera -«todavía no nos han pedido nada», aclaró-, avisando de que «tomaremos las medidas con aquellos abonados que no cumplan con el reglamento» y defendiendo el trabajo del club en este campo: «Tomamos las medidas que se nos exigen y las que no, y no se hacen públicas».

Más información

En todo caso, Losada insistió en que el suceso de Cimavilla se había producido fuera de El Molinón. «La seguridad ciudadana no es responsabilidad del Sporting», subrayó sobre las críticas recibidas en las últimas horas, aunque dejó claro que «vamos a ser muy contundentes con estos actos dentro de El Molinón y colaboraremos también fuera», alineándose a renglón seguido con las declaraciones de Mariano Marín, delegado del Gobierno: «Tampoco creemos que estos sucesos se produzcan habitualmente».

El concejal Jesús Martínez Salvador, presente en el acto, también mostró su condena por lo sucedido, rechazando «cualquier expresión de violencia» y convencido de que el Sporting «tomará medidas ejemplares». Defendió, en todo caso, «la ejemplaridad de la afición del Sporting», reconociendo que «hay un número concreto de personas que se salen de esa norma».

Con respecto a la petición de algunos sectores para el cierre de la grada de animación, Martínez Salvador reiteró que «es una grada con un aforo de 800 ó 1.000 personas y habría que ver quién genera problemas. Si son veinte, ¿van a pagar el resto por los que se comportan mal? Sería una medida muy drástica. Pero, como digo, toda la firmeza contra ese grupo que está generando estos sucesos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos