Algas asiáticas y lapas zapatilla, en El Musel

Alba Ardura, antes de su ponencia en el Antiguo Instituto. / CITOULA
Alba Ardura, antes de su ponencia en el Antiguo Instituto. / CITOULA

Una investigación de restos de ADN marino detecta especies invasoras en el puerto

LAURA CASTRO GIJÓN.

Extraer los restos de ADN de muestras de agua tomadas en diferentes puntos de la región para estudiar la biodiversidad de cada zona y localizar a las especies invasoras. Eso es lo que están llevando a cabo varios investigadores de la Universidad de Oviedo a través del proyecto 'Blueports'. Con este método han hallado este año, por ejemplo, algas asiáticas y lapas zapatilla de Oceanía en El Musel, dos ocupantes que «afectan notablemente al ecosistema y que pueden llegar a desplazar incluso a las especies nativas». Así lo explicó ayer Alba Ardura, investigadora del proyecto, durante una ponencia de divulgación científica celebrada en el Antiguo Instituto.

Las invasoras llegaron a las aguas portuarias a través de los barcos y las colonizaron tras un «proceso reproductivo explosivo». Por eso, recalcó Ardura, es importante encontrar soluciones que garanticen la sostenibilidad de este medio. «Lo más factible es tratar el agua de lastre de los barcos antes de vertirla en los puertos. Necesitamos ser conscientes de lo que supone la pérdida de biodiversidad para un ecossitema y alcanzar un modelo de actividad más sostenible y respetuoso con el medioambiente», sentenció la investigadora ovetense.

Su ponencia está enmarcada en el programa de divulgación científica que están desarrollando los integrantes del proyecto 'Blueports' en el Antiguo Instituto. Continuarán hasta mayo e incluyen varias conferencias sobre contaminación y educación ambiental.

Fotos

Vídeos