«Si hay alguien dispuesto a jugarse la vida, habrá toros»

José Manuel Garrido, antes de torear en el El Bibio/AURELIO FLÓREZ
José Manuel Garrido, antes de torear en el El Bibio / AURELIO FLÓREZ

José Manuel Garrido, debutó ayer como matador en la arena de Gijón, confía en el futuro de la fiestas taurinas

ANA SOLÍS

Nació en Badajoz hace 23 años. Y aunque hace apenas dos, en el 2015, tomó la alternativa en La Maestranza de Sevilla del maestro Enrique Ponce, su nombre no ha faltado en los carteles de las ferias más importantes del país, junto a los más grandes de la tauromaquia. Ayer debutó como matador en El Bibio, plaza en la que anteriormente ya había demostrado su arte como novillero.

-¿Cómo se siente al regresar a Gijón, esta vez como matador?

-Siento mucha alegría, porque es una plaza que me trae muy buenos recuerdos. Cada vez que he toreado en ella, he tenido la suerte de triunfar.

-¿Cómo se prepara antes de salir al ruedo?

-La preparación viene antes, en temporada, con tranquilidad, llevando los entrenamientos de salón y un poquito de forma física.

-¿Hay nervios previos?

-Sí, siempre están los nervios de cómo llegas a la plaza, del toro, de las preocupaciones , en definitiva, de todo lo que en sí conforma una tarde de toros. Pero siempre con tranquilidad, porque uno trae los deberes hechos.

-Con el auge del movimiento antitaurino, ¿qué le llevó a querer ser torero?

-Esto se hace por vocación o no se hace. Yo estoy tranquilo porque sé que siempre que haya un hombre que quiera ponerse un traje de luces para jugarse la vida, va a existir el mundo del toro.

-¿Llegan a afectar estas críticas?

-Moralmente siempre te afecta de alguna forma que haya gente que se manifieste de esa manera tan fea. Creo que es injusto para el mundo del toreo. -¿Llevas contigo algún amuleto cuando sales a torear?

-Nada especial. Eso sí, nunca me olvido de pasar por mi capilla y, por supuesto, mi Virgen del Rocío.

Más

Fotos

Vídeos