Amplio dispositivo policial tras registrarse al menos cinco robos en chalés de Gijón

La Policía busca a una banda itinerante que accede a las viviendas fracturando puertas o ventanas y busca dinero, joyas y tecnología

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Nueva oleada de robos en Somió. La Policía Nacional ha puesto en marcha un amplio operativo de vigilancia en la ciudad con motivo de la denuncia de al menos cinco robos en chalés, perpetrados en los últimos diez días. Los investigadores consideran que los autores son miembros de una banda itinerante especializada en delitos contra el patrimonio que se desplaza entre comunidades autónomas cometiendo numerosos golpes concentrados en pocos días.

La supuesta presencia del grupo organizado en Gijón ha dejado una mayor impronta en la zona de Somió, donde desvalijaron al menos cinco viviendas unifamiliares. Como en anteriores ocasiones, accedieron fracturando puertas o ventanas y una vez en el interior registraron todas las estancias en busca de dinero en efectivo, joyas y pequeños aparatos electrónicos.

Evitan abandonar el lugar con bultos grandes para pasar inadvertidos e incluso se desplazan en ocasiones en transporte público para que los vecinos no sospechen al ver vehículos que pudieran resultar sospechosos. Las fuerzas de seguridad solicitan la colaboración ciudadana y recomiendan a los vecinos alertar a la Policía ante la presencia de individuos ajenos al vecindario.

Primeras horas de la tarde

En todos los asaltos se repitió el mismo modus operandi: los ladrones vigilan las casas en las que han puesto sus puntos de mira y se cercioran de que no hay nadie en su interior, principalmente por la tarde cuando ya ha anochecido. Saltan tapias y seleccionan la que consideran la mejor forma de acceder a la casa, desmontando o rompiendo marcos de puertas o ventanas. Se trata ahora de determinar si pudiesen haber empleado sistemas de inhibición de alarmas.

Las investigaciones corren a cargo de la Policía Judicial de la Comisaría de El Coto, con apoyo de la unidad especial de la Comisaría de El Natahoyo. En los últimos días, en colaboración la Guardia Civil, se ha desplegado un amplio operativo de vigilancia en las entradas y salidas de la ciudad y en las parroquias rurales para intentar identificar a los ladrones y disuadir de nuevos actos delictivos.

Hace tan solo dos meses, la Policía Nacional desarticuló una peligrosa banda criminal durante el asalto de madrugada a la tienda de Apple de la calle de Los Moros. En aquella ocasión, fueron interceptados dos ciudadanos de origen marroquí que contaban con numerosos antecedentes por robo con fuerza, principalmente en negocios de telefonía de todo el país.

La rápida intervención de los agentes permitió detener in fraganti a uno de ellos. Otro fue localizado poco después en un pub de El Muelle, mientras que sus dos compinches consiguieron huir a bordo de un coche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos