Andrea González viaja en su tesis al Gijón del siglo V a partir de los ácaros de Tabacalera

A. A. GIJÓN.

Los ácaros oribátidos del interior del pozo-depósito de Tabacalera le han servido a la investigadora Andrea González Ibáñez como base para explicar las condiciones medioambientales de Gijón en el período tardoantiguo (siglos V al VIII) en la tesis doctoral que leerá el próximo lunes.

González Ibáñez es investigadora del grupo del Laboratorio de Arqueozoología de la Universidad Autónoma de Madrid que dirige el catedrático gijonés Arturo Morales Muñiz y su tesis ha tenido como directora a la profesora María José Luciáñez. La autora aprovechó las excavaciones realizadas entre 2007 y 2009 bajo la dirección de Carmen Fernández Ochoa para realizar su trabajo de campo.

Fotos

Vídeos