Dos años de cárcel para la madre que retuvo a sus hijos en Ribadeo

Dos años de cárcel para la madre que retuvo a sus hijos en Ribadeo

La abogada de Victoria Eugenia A., que impidió cumplir la sentencia que le obligaba a que los niños viviesen con su padre, en Gijón, ha sido condenada a un año de prisión

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Victoria Eugenia A., la madre acusada de secuestrar a sus dos hijos durante dos años en un piso de Ribadeo (Lugo) ha sido condenada a dos años de cárcel, uno por cada hijo. A su abogada también se le ha impuesto una pena de un año de prisión y sus familiares han quedado absueltos tras el juicio.

Ocultó a sus dos hijos menores de edad en su casa de Ribadeo durante dos años, entre 2009 y 2011, para evitar cumplir la sentencia que le obligaba a que los niños viviesen con su padre, en Gijón. Ella, sus familiares y su letrada afrontaban 38 años de cárcel en total, aunque tras el juicio solo las dos primeras han sido condenadas.

La jueza de Instrucción número 4, Ana López Pandiella, dictó en 2009 una orden de búsqueda y captura para la mujer. Tras arduas investigaciones en las que participaron varias Brigada de la Policía Nacional, la madre y los dos menores fueron localizados el 3 de mayo de 2011 en una vivienda de Ribadeo, en Lugo. Desde entonces viven en Gijón con su padre, quien tiene la custodia por sentencia judicial.

La madre prestó declaración en el juzgado gijonés y fue puesta en libertad con cargos, ya sin la custodia de los hijos, a lo que se sumó la prohibición de entrar en Asturias tanto para ella como para sus familiares.

Durante esos dos años que los niños estuvieron en Galicia, precisaba el fiscal, «los otros acusados le proporcionaban a la madre los alimentos y el dinero en metálico que necesitaba para permanecer oculta con los niños», además de ocuparse «del alquiler del piso y otras gestiones». De esa manera la mujer «no tenía que salir de casa, donde permanecía con los menores». Los niños no estaban escolarizados y, como se desprendió de las investigaciones realizada por la Policía Nacional de Gijón, no salían a la calle.

Durante una de las sesiones del juicio Victoria Eugenia A. declaró que se llevó a los niños a Ribadeo para protegerlos de su padre porque «le tenían miedo y además él nunca jamás se ocupó de ellos». El padre, defendido por el abogado Gabriel Sánchez Bustillo, negó tajantemente haberles pegado tal y como aseguró su exmujer y apuntó que «la familia de su madre los manipulaba»

Por su parte, los peritos que declararon en el juicio indicaron que «la mujer sabía que lo que hacía estaba mal». Sin embargo, «fabulaba y se creía sus propias mentiras».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos