Dos años de prisión por agredir con un vaso al portero de un pub

Dos años de prisión por agredir con un vaso al portero de un pub

El mismo juzgado impone multas a las dos personas que después, como venganza, dieron una paliza en la calle al acusado y a su hermano

E. C. GIJÓN.

Un joven vizcaíno acaba de ser condenado por un juzgado de Gijón a dos años de prisión por agredir con un vaso al portero de un pub de Fomento. No obstante, al haber pagado la cantidad que le correspondía en concepto de responsabilidad, carecer de antecedentes penales y tener una pena que no supera los veinticuatro meses, no tendrá que ingresar en la cárcel, según confirmó a Europa Press su abogado tras solicitar la suspensión de la condena.

En el mismo proceso han resultado condenadas otras dos personas que, como venganza, agredieron poco después en plena calle al primer acusado y a su hermano.

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del 24 de abril del año pasado, en un local de hostelería de la calle Rodríguez San Pedro. En torno a las 5.25 horas, E. B. P., de 22 años y vecino de la localidad vizcaína de Santurce, mantuvo una discusión con el portero del establecimiento porque éste no le permitía salir a la calle con una consumición. Una vez en el exterior, le golpeó en la cara con un vaso de cristal, causándole lesiones en el rostro, de los que posteriormente quedaron secuelas. Los gastos de asistencia médica ascendieron a 252,16 euros.

Sobre las seis de la mañana los otros dos acusados, C. L. D. y G. R. A. salieron en busca de E. B. P. y de su hermano, de 26 años, con el ánimo de vengar la agresión sufrida por el portero. Cuando les localizaron a la altura de la plaza de Italia, empezaron a darles patadas y puñetazos, provocándoles lesiones a ambos.

Durante el proceso judicial seguido en el juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, E. B. P. reconoció los hechos y alcanzó un acuerdo con la defensa del portero agredido que se tradujo en la condena de dos años ya mencionada, junto al pago de la responsabilidad civil.

Los otros dos acusados fueron condenados a una multa de 800 euros y a indemnizar a E. B. P con 250 euros, a su hermano con 1.310 y al Servicio de Salud del Principado de Asturias con 215,30 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos