Ante el juez por un falso de aviso de bomba en el domicilio de su padre

O. S. GIJÓN.

Llamó a la Policía alertando de la existencia de una bomba en casa de su padre, en la calle de Pérez Pimentel. El lunes será juzgado por su ocurrencia. La fiscalía solicita para él una condena de seis meses de prisión por un presunto delito de desórdenes públicos.

Telefoneó a la centralita del 092 y «ante el temor de que fuera cierto, se avisó a los Tedax y se movilizó a las fuerzas de Seguridad del Estado. Se cortó el tráfico en la calle hasta que se comprobó la falsedad de la alarma».

Además de la condena de prisión, solicita que se indemnice al Ministerio de Interior con los gastos derivados del despliegue policial.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos