Los aparcamientos disuasorios de Gijón, para 1.850 vehículos, costarán 10,5 millones

Los aparcamientos disuasorios de Gijón, para 1.850 vehículos, costarán 10,5 millones

El documento plantea un nuevo sistema de préstamo de bicicletas, con cuarenta estaciones, y ampliar los carriles bici en 15,1 kilómetros

I. V. GIJÓN.

La memoria de propuestas de actuación del Plan de Movilidad ratifica la intención de habilitar en las entradas a la ciudad cinco aparcamientos disuasorios, que «deberán contar con un servicio de transporte público que ofrezca tarifas especiales que hagan competitivo el aumento de tiempo en comparación con estacionar en el centro». Sumarán 1.850 plazas y entre la ejecución de las obras y los «costes de promoción» para la adquisición de los terrenos se prevé un coste de 10,5 millones de euros.

Más información

Uno de ellos será el ubicado tras el Palacio de Deportes, con capacidad para 550 vehículos. Otro se construirá como ampliación del ya existente entre la Escuela Politécnica de Ingeniería y Justo del Castillo, con otras 500 plazas. El tercero, con espacio para otro medio millar de vehículos estará a la entrada a Gijón por la avenida del Llano, en dos franjas de terreno ubicadas frente a Los Pericones, entre el camín del Santuario y Río Nalón. Junto al apeadero de Tremañes de la línea Gijón-Laviana se habilitarán doscientas plazas más. Finalmente, en El Cerillero se creará un aparcamiento para un centenar de vehículos en el camino de la Fama, donde estaban las antiguas oficinas de EMTUSA.

Por otra parte, para el fomento de la movilidad ciclista se proponen 25 nuevos tramos de carril bici, acera bici, sendas y espacios de coexistencia con vehículos motorizados, que sumarán 15,1 kilómetros a la red. Su construcción se presupuesta en 846.600 euros. Además se recoge la necesidad de implantar un nuevo sistema público de bicicletas que sustituya al actual, obsoleto y con una escasa oferta tanto de estaciones como de bicicletas.

El documento recomienda la instalación de 40 bases con 514 bicicletas, «que supondría un aumento de la cobertura y una potencialidad de hasta 3.700 desplazamientos diarios». Abarcarían todo el casco urbano, incluido Nuevo Roces, con estaciones en el campus, El Molinón, la Plazuela, el Muro, Begoña, el Ayuntamiento y el Puerto Deportivo, entre otros emplazamientos. La inversión inicial sería de un millón de euros y el coste de mantenimiento 900.000 euros anuales, aunque se contempla optar por un sistema de concesión. Para financiar su coste se establecerían diferentes tarifas de uso, aunque el presupuesto municipal debería contemplar igualmente una partida para cubrir el déficit.

Entre las propuestas innovadoras está la puesta en marcha de un 'club de coche compartido municipal', a través del cual el Ayuntamiento facilitaría mediante un programa informático el emparejamiento de usuarios que realicen itinerarios similares, para que compartan vehículo en lugar de utilizar cada uno el suyo.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos