Los aparcamientos junto al Albergue Covadonga pasarán a ser de pago

Plazas, a ambos lados de la carretera, que se convertirán en un aparcamiento disuasorio. / Daniel Mora
Plazas, a ambos lados de la carretera, que se convertirán en un aparcamiento disuasorio. / Daniel Mora

Tráfico regulará este estacionamiento, que ofrecerá las mismas tarifas que el situado en el solar de la antigua Escuela de Peritos

P. LAMADRID GIJÓN.

Las plazas de estacionamiento ubicadas en el entorno del Albergue Covadonga pasarán a formar parte de un aparcamiento regulado por la Empresa Mixta de Tráfico. Es decir, se transformarán en una suerte de zona verde, modalidad que no existe en Gijón, pero es muy similar a la implantada en el solar que ocupaba la antigua Escuela de Peritos. De hecho, el nuevo aparcamiento funcionará con el mismo sistema que éste. Es decir, por la primera hora de estancia, los usuarios pagarán 0,85 euros, cantidad que podrá fraccionarse en función de los minutos de permanencia.

La segunda costará 0,80 euros. Por la tercera hora, se pagarán 75 céntimos de euro más. De este modo, un vehículo que estacione tres horas abonará un total de 2,40 euros. Y la tarifa no subirá más a partir de esa cantidad, con un tiempo máximo de estancia de 24 horas.

«No hay fecha para la entrada en servicio del parking vigilado de la calle Diario El Comercio, pero estamos trabajando para que se ponga en marcha a la mayor brevedad posible», apuntó el jefe del Servicio de Tráfico y Regulación Vial, Ignacio Díaz. No obstante, el plazo dependerá de la Empresa Mixta de Tráfico, organismo que se encargará de gestionarlo.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, señaló que la iniciativa está aprobada «desde hace un par de meses», por lo que espera que sea una realidad pronto. Se trata, tal y como explicó, de una reivindicación planteada por la asociación de vecinos de Laviada. Con la vigilancia, los habitantes del barrio esperan que se solucione el problema de los 'gorrillas', que piden dinero a las personas que quieren estacionar en dichas plazas. Según los vecinos, ante la negativa de algunos conductores, los 'gorrillas' adoptan actitudes violentas e incluso causan daños a los vehículos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos